Categories
es

Cómo añadir más productos a su dieta

Tanto si quiere pasar a una dieta completamente vegetal como si sólo desea incluir más alimentos vegetales en sus comidas diarias, este cambio puede parecer desalentador. Si su dieta actual depende en gran medida de la carne, los productos lácteos y los huevos, eliminarlos por completo puede parecerle una tarea imposible que le dejará con muy pocas opciones alimentarias.

Sin embargo, esto no tiene por qué ser así, y existen varios métodos para incluir más alimentos vegetales en sus comidas. Comer más alimentos vegetales o incluso cambiar a una dieta completamente vegetal no tiene por qué ser un proceso difícil. Tampoco es necesario hacer grandes cambios para cosechar los beneficios de comer más alimentos de origen vegetal; incluso los pequeños cambios son beneficiosos, y con el paso del tiempo podrás ir añadiendo más cambios.

A continuación te ofrecemos algunas ideas sobre formas sencillas de añadir más alimentos vegetales a tu dieta o de cambiar estas opciones más saludables por otras menos beneficiosas.

Ideas para incorporar más alimentos vegetales a su dieta

La transición a una alimentación basada en plantas

1. No es necesario excluir la carne de tu dieta de golpe. Puedes cambiarla gradualmente por alternativas vegetales a lo largo de un periodo de tiempo. Esto puede hacer que la transición sea más fácil y también menos costosa y derrochadora. Si ya tienes alimentos a base de carne en casa puedes consumirlos y no sustituirlos.

2. Esta idea también se aplica a todos los demás productos de origen animal, como el queso, la leche, la miel o la gelatina. 3. No sientas que debes vaciar tu cocina y empezar de nuevo. Estos residuos no son útiles ni para ti, ni para los animales, ni para el medio ambiente.

3. 3. Si quieres cambiar a una dieta completamente vegetal, hay formas de evitar desperdiciar los alimentos que ya tienes. Podrías dárselos a amigos y familiares, donarlos a bancos de alimentos o quizás entregarlos a un refugio o cocina para personas sin hogar.

Cómo elegir los hidratos de carbono y los cereales

4. Siempre que sea posible, opta por panes, cereales, arroz y pasta integrales. Pueden sustituir a sus homólogos blancos, pero contienen un mejor equilibrio de nutrientes y el organismo los utiliza más lentamente, lo que significa que te mantienen saciado durante más tiempo.

5. Existen muchas variedades de cereales beneficiosos para la salud que quizá aún no haya probado. Entre ellos están la quinoa, la polenta, la espelta y el cuscús. Son ingredientes versátiles y pueden utilizarse en muchos platos principales y guarniciones, así como para sustituir a la pasta, el arroz o las patatas, si lo desea. Por ejemplo, con la polenta se pueden hacer gachas de avena y también se puede hornear como alternativa a las patatas fritas. También se utiliza en repostería. El cuscús puede comerse frío o caliente y suele utilizarse en ensaladas y platos de legumbres.

Aproveche el poder de los productos para mantener sano su corazón y el resto de su cuerpo.

Comer mucha fruta y verdura es la piedra angular de una buena salud. Ayuda a controlar la tensión arterial y el colesterol, mantiene flexibles las arterias, protege los huesos y es bueno para los ojos, el cerebro y el aparato digestivo,

Un gran obstáculo para aprovechar el poder de los productos es la percepción de que las frutas y verduras son caras. Pero no es necesariamente así. Según un estudio del Departamento de Agricultura de EE. UU., se pueden comprar tres raciones de fruta y cuatro de verdura por menos de 2 dólares al día. Es un seguro barato si tenemos en cuenta el elevado coste económico, físico y emocional de un ataque al corazón, un derrame cerebral o una enfermedad crónica como la diabetes, la osteoporosis o la pérdida de visión.

El tiempo de preparación, el desconocimiento y los viejos hábitos son otros obstáculos para comer más frutas y verduras. He aquí una docena de sugerencias para superar estas barreras y disfrutar de alimentos deliciosos y nutritivos.

Conozca sus necesidades. Para la mítica dieta de 2.000 calorías al día, las últimas directrices recomiendan un mínimo de 2 tazas de fruta y 2½ tazas de verdura al día. Más es mejor. Para calcular tus necesidades de fruta y verdura, visita www. fruitsandveggiesmatter. gov.

Fíjate un objetivo. Si la fruta y la verdura son elementos secundarios en tu menú, empieza comiendo una fruta o verdura más al día. Cuando te acostumbres, añade otra y sigue.

Sé astuto. Añadir zanahorias o calabacines finamente rallados a la salsa de la pasta, al pastel de carne, al chili o a un guiso es una forma de conseguir una ración extra de verduras. Libros de cocina como Deceptively Delicious o The Sneaky Chef ofrecen formas de introducir verduras y frutas en todo tipo de recetas.

Prueba algo nuevo. Es fácil cansarse de las manzanas, los plátanos y las uvas. Prueba con un kiwi, un mango, una piña fresca o alguna de las opciones más exóticas que ahora se encuentran en muchos supermercados.

Mézclalos. Un batido de frutas (receta a continuación) es una forma deliciosa de empezar el día o de aguantar hasta la cena.

Batido de frutas sencillo

Es una forma estupenda de aprovechar los plátanos que empiezan a estar demasiado maduros. (Siempre puedes cortar los plátanos maduros en rodajas gruesas, congelarlos en una bolsa de plástico y descongelarlos cuando estés listo para preparar otro batido).

Para 1 ración

¾ taza de yogur natural

½ taza de bayas (fresas frescas o congeladas, arándanos u otras bayas de tu elección)

½ taza de zumo de piña

Opcional: 1 cucharada de linaza molida (para obtener grasas omega-3 saludables)

Pon todos los ingredientes en una batidora o procesador de alimentos y bátelos para mezclarlos. Puedes añadir una pizca de canela molida, un chorrito de vainilla, un poco de menta u otros aromas.

Atrévete. Si el sabor natural de las zanahorias, el apio, el brócoli u otras verduras no es suficiente, prueba a mojarlas en hummus u otras legumbres para untar, yogur especiado o incluso un poco de aliño ranchero. O unta un plátano o una manzana con mantequilla de cacahuete.

Úntala. Prueba a untar aguacate triturado con tomates y cebollas troceados (incluso puedes añadir un poco de puré de espinacas cocidas), o a untarlo en un sándwich con hojas de espinacas, tomates y una loncha de queso.

Empieza bien. Cambia el donut de la mañana por una tortilla con cebolla, pimiento y champiñones. Cúbrela con un poco de salsa para despertar tu paladar. También puedes tomar cereales o avena con un puñado de fresas, arándanos o frutos secos.

Bebe. Tomar un vaso de 6 onzas de zumo de verduras bajo en sodio en lugar de un refresco te proporciona una ración completa de verduras y te ahorra 10 cucharaditas o más de azúcar.

Dales el tratamiento térmico. Asar verduras es fácil y aporta nuevos sabores. Corta cebollas, zanahorias, calabacines, espárragos, nabo s-lo que tengas a mano-, úntalos con aceite de oliva, añade un chorrito de vinagre balsámico y ásalos a 350° hasta que estén hechos. Asar a la parrilla es otra forma de realzar el sabor de las verduras. Utiliza las verduras asadas o a la parrilla como guarnición, ponlas en sándwiches o añádelas a las ensaladas.

Deja que otro haga el trabajo. Si pelar, cortar y trocear no es lo tuyo, las empresas de alimentación y los supermercados ofrecen una selección cada vez mayor de productos preparados, desde ensaladas ya preparadas hasta mezclas congeladas para salteados y manzanas troceadas y salsas para llevar.

Mejora lo natural. No dudes en aderezar las verduras con especias, frutos secos picados, vinagre balsámico, aceite de oliva o un aceite especial como el de nuez o sésamo. La mayoría de los supermercados tienen varias mezclas de especias específicas para verduras. Incluso una pizca de queso parmesano rallado puede animar las judías verdes más sosas.

Pide ayuda a Willy Wonka. Fruta bañada en chocolate: ¿qué puede haber más sabroso? Además de un postre delicioso, se obtienen abundantes antioxidantes cardiosaludables, algo de fibra y una gran cantidad de vitaminas, minerales y otros fitonutrientes. Las fresas frescas, las peras secas o casi cualquier fruta le harán frente al chocolate.

Comparte esta página:

  • Compartir esta página en Facebook
  • Compartir esta página en Twitter
  • Compartir esta página en Google Plus
  • Enviar esta página

Imprima esta página:

Descargo de responsabilidad: Como servicio a nuestros lectores, Harvard Health Publishing proporciona acceso a nuestra biblioteca de contenidos archivados. Tenga en cuenta la fecha de la última revisión o actualización de todos los artículos. Ningún contenido de este sitio, independientemente de la fecha, debe utilizarse nunca como sustituto del consejo médico directo de su médico u otro profesional clínico cualificado.

Es bueno añadir más frutas y verduras a su dieta para obtener una serie de beneficios para la salud, incluida la pérdida de peso. Tanto si cocina en casa como si come fuera, pruebe estas sencillas formas de introducir más frutas y verduras coloridas, nutritivas y deliciosas en sus tentempiés y comidas (incluso en el desayuno).

¿Qué frutas y verduras son las mejores?

Muy fácil: ¡todas son buenas! Si comes muchos tipos diferentes de frutas y verduras, te asegurarás de obtener todos los tipos de nutrientes que necesitas. La Asociación Americana del Corazón recomienda llenar al menos la mitad del plato con frutas y verduras para llegar a las 4 ½ tazas diarias recomendadas de cada una. La buena noticia es que todos los productos cuentan, lo que significa que las variedades enlatadas, frescas y congeladas pueden ayudarte a alcanzar tu objetivo.

Cuando compres fruta y verdura enlatada, seca o congelada, asegúrate de comparar las etiquetas de los alimentos y elegir los productos con menos sodio y azúcares añadidos.

Desayuno

  • Come melón, pomelo u otra fruta.
  • Añade plátanos, pasas o bayas a tus cereales.
  • Bebe un vaso pequeño (6 onzas) de zumo. Asegúrate de que sea zumo 100% de fruta o verdura sin exceso de sodio o azúcar – no “bebida de fruta”, “cóctel” o “ponche”.
  • Añade verduras troceadas a tus huevos o patatas. Prueba con cebollas, apio, pimientos verdes o rojos, o espinacas.

Almuerzo

  • Come una ensalada de frutas o verduras con la comida.
  • Pon verduras en tu bocadillo, como pepino, coles, tomate, lechuga o aguacate.
  • Toma un plato de sopa de verduras. (Compara las etiquetas de los alimentos y elige el producto con la menor cantidad de sodio que encuentres en tu tienda, o haz la sopa desde cero).
  • Come una pieza de fruta o palitos de verdura cruda en lugar de patatas fritas.

Aperitivos

  • Ten a mano palitos de verduras crudas, como pimientos verdes o rojos, judías verdes, apio o zanahorias.
  • Lleva fruta seca, como pasas, dátiles o albaricoques secos, en el bolso o en el bolsillo.
  • Toma cualquier tipo de fruta fresca: uvas, manzana, plátano, naranja, kiwi, etc.
  • En los días calurosos, come un bol de fruta o verdura congelada, como uvas, guisantes o plátanos.

Cena

  • Cena una ensalada de frutas o verduras.
  • Añade una guarnición de verduras al vapor o cocinadas en el microondas; ¡las verduras congeladas también valen!
  • Cuando cocines en el horno, pon al mismo tiempo una patata entera, un boniato o una batata.
  • Añade verduras picadas como cebollas, ajo y apio cuando cocines sopa, estofado, alubias, arroz, salsa para espaguetis y otras salsas.
  • Cuando hagas arroz, añade guisantes congelados en los últimos tres minutos de cocción.

Dé el siguiente paso

Si ya comes mucha fruta y verdura a diario, puede que estés preparado para el siguiente paso: incluir más color. Todas las frutas y verduras contienen vitaminas, minerales y otros nutrientes que pueden ayudar a prevenir enfermedades del corazón, cáncer y otras enfermedades. Algunos de estos nutrientes son la fibra, el potasio, el folato y las vitaminas A y C. La mejor forma de obtener todos los nutrientes es comer frutas y verduras de muchos colores diferentes. En la infografía Come más color se enumeran los cinco principales grupos de color y ejemplos de cada grupo. Come todos los colores que puedas cada día.

A todos nos han dicho infinidad de veces que comamos más fruta y verdura. Sabemos que es saludable incluirlas más en nuestra dieta: aportan nutrientes vitales y fibra, antioxidantes y fitoquímicos. Pero, a pesar de nuestras mejores intenciones, a veces nos quedamos cortos.

Siempre oímos hablar de lo “fácil” que es incluir más frutas y verduras en nuestra dieta, así que ¿por qué no lo hacemos ya? La respuesta es que no siempre es fácil y hay que esforzarse para hacer cambios, pero con algo de planificación y algunas ideas creativas puede ser más fácil comer sano y tomar esas cinco frutas y verduras cada día.

Ten un plan para añadir frutas y verduras

Como dietista, a menudo oigo a mis pacientes decir que quieren comer más productos, pero que odian malgastar comida y dinero si no llegan a utilizar lo que compran. Por eso es tan importante planificar. Dedicar un poco de tiempo cada semana a planificar las verduras y frutas que se van a consumir puede marcar la diferencia. Planificar no tiene por qué significar pasarse horas buscando nuevas recetas, puede ser tan sencillo como pensar qué te apetece comer esa semana y qué frutas y verduras podrían encajar en esas comidas. Además, no tengas miedo de utilizar frutas y verduras congeladas. Duran mucho más, así que siempre puedes tenerlas a mano para añadirlas a cualquier comida y, si surge algo y cambian tus planes de comidas, seguirán estando bien para usarlas la semana siguiente.

Lleva más a casa

Todo aquello de lo que te rodees comerás más, ya sean cereales y patatas fritas o manzanas y zanahorias. Intenta comprar menos snacks y más fruta y verdura para que los alimentos sanos sean los más accesibles. El entorno de tu casa influye mucho en tu salud y tu dieta: consumirás más fruta y verdura si es lo que tienes a mano, en lugar de productos menos saludables a los que es muy difícil resistirse si están ahí mismo. Incluso la forma de almacenar los productos puede influir en su consumo. Ten siempre a la vista la fruta y la verdura en la cocina y la nevera. Te sentirás más inclinado a comerlas, algo así como lo contrario de “ojos que no ven, corazón que no siente”.

Cinco al día

Mucha gente come al menos cinco veces al día: tres comidas y dos tentempiés. Intenta ingerir una ración de fruta o verdura cada vez que comas para cumplir el objetivo de las 5 comidas al día. Un melocotón en rodajas en los cereales o el yogur de la mañana, una ensalada de pepino, tomate y cebolla roja al mediodía aliñada con aceite de oliva y vinagre, pimientos o zanahorias con hummus como tentempié equilibrado por la tarde, ensalada o verduras al vapor o a la plancha en la cena y un tentempié nocturno de bayas cubiertas con un chorrito de miel o sirope de arce.

Anima a tu familia pero céntrate en ti

Probablemente oiga al menos una vez a la semana que los niños o las parejas que se niegan a comer verdura o fruta son un obstáculo para incluirlas más en las comidas. Sabemos que la exposición repetida es crucial para la aceptación de los alimentos, especialmente con los niños. Por eso recomiendo ofrecerlos una y otra vez, animando a la familia a que al menos pruebe el alimento. Pero al final, puedes seguir comiendo más verdura y fruta aunque tu familia no quiera. Corta un pepino, un pimiento o unas zanahorias y tómalos con la cena, además de la comida que preparas para la familia. Prepara una ensalada o verdura cocida y come las sobras al día siguiente si nadie más participa. Predicar con el ejemplo es la mejor manera de convencer a la familia.

Incluye a la familia

Hablando de conseguir que los niños coman más verdura, una forma muy eficaz de hacerlo es incluirlos en el cultivo, la selección y/o la preparación de la verdura. Si tienes un huerto, pregunta a tus hijos qué quieren cultivar y deja que se ensucien ayudándote a plantar y regar. O, en la tienda, deja que tus hijos elijan una verdura fresca o congelada; lo mejor es presentarles unas cuantas opciones aceptables para ti y dejarles elegir entre ellas. Después, pídeles que te ayuden a preparar la verdura o a elegir una receta. Cuando tienen un interés personal en el proceso, es mucho más probable que prueben cosas nuevas y coman alimentos que de otro modo rechazarían.

Prueba algo nuevo

Todos caemos en rutinas y hábitos alimentarios. Me parece que esto es especialmente cierto en la preparación de las verduras y es parte de la razón por la que no comemos suficientes verduras: simplemente nos aburrimos de cómo se preparan. Así que prueba a incorporar verduras de formas nuevas: espiraliza el calabacín para hacer “fideos” o cocina a la plancha verduras que no sueles cocinar, como el brócoli o la coliflor.

Incorporar más fibra a su dieta puede reportarle unos beneficios para la salud bastante sorprendentes que le durarán muchos años.

Cómo comer más fibra para mejorar la salud

“Comer más fibra” puede ser una frase con la que ya se haya topado muchas veces. De hecho, le resultará difícil encontrar un artículo en Internet sobre alimentación saludable en el que no aparezca la palabra “fibra”, y todo por una buena razón. Y es que una dieta rica en fibra tiene grandes beneficios para la salud. La fibra, que suele encontrarse en las plantas, es un nutriente que a veces se denomina forraje. Puede ayudarle a proteger el corazón, reducir los niveles de colesterol, equilibrar la tensión arterial y perder peso, entre otras cosas.

Pero para aprovechar plenamente los beneficios de la fibra, simplemente hay que comer más cantidad. Por ello, a continuación le ofrecemos una serie de consejos que le ayudarán a incorporar más fibra a su dieta:

Coma los tentempiés adecuados

Opte por opciones de tentempiés saludables en lugar de los habituales tentempiés procesados que consume. Por ejemplo, coma chips vegetales en lugar de palomitas y galletas. También puedes probar las semillas de chía, las galletas integrales, la avena, las semillas y los frutos secos, que pueden ayudarte a obtener más fibra.

Come fruta, mucha fruta

Otra forma de obtener fibra es comer mucha fruta. Sin embargo, asegúrate de que las frutas estén frescas y limpias antes de comerlas. Asegúrate también de comer frutas enteras, ya que los zumos de fruta suelen estar procesados y no contienen mucha fibra.

Haga de las verduras una parte importante de su comida

Por suerte, puedes ser exigente si no eres un gran comedor de verduras, ya que casi todas ellas están repletas de fibra. Sin embargo, asegúrese de comerlas todos los días. Una forma fácil de hacerlo es incluirlas en cada comida.

Desayuna cereales integrales

Puesto que el desayuno se considera la comida más importante del día, ¿por qué no llenarlo de fibra? Una forma sencilla de hacerlo es añadir fruta troceada a los copos de avena.

© Foto de James Harris en Unsplash

Galería: Los mejores alimentos para tu intestino – y por qué debería importarte (The Daily Meal)

Añadir a la lista Compartir

Los 6 básicos

La mitad del plato. Llena la mitad de tu plato con frutas y verduras en cada comida y tentempié.

Añade más. Añade más fruta y verdura a los platos, aunque la receta ya las contenga o las pida.

  1. Sustituye. Sustituye cualquier comida por frutas y verduras: tienen menos calorías que muchos otros alimentos.
  2. Abastécete. Almacena siempre fruta y verdura congelada y en conserva para preparar comidas rápidas. Elige frutas y verduras enlatadas sin azúcar añadido, sirope, salsas de nata u otros ingredientes que añadan calorías.
  3. Cocina al vapor. Las verduras al vapor son una guarnición estupenda. Añade sabor con aderezos bajos en calorías o en grasas, hierbas y especias.
  4. Para llevar. Tenga siempre frutas y verduras frescas en lugares fáciles de coger (un frutero, rodajas en la nevera, mezcla de frutos secos).
  5. Consejos para cada comida
  6. Desayuno

Sustituye uno de los huevos o la mitad del queso de tu tortilla matinal por espinacas, cebollas o champiñones. Esto añadirá volumen pero reducirá la grasa.

Desayuno

  • Levántate 10 minutos antes o planifica un desayuno nutritivo para llevar (que incluya fruta o verdura) la noche anterior.
  • Prepara unos copos de avena espesos en una taza que quepa en la consola del coche. Cúbrela con frutos secos o semillas.
  • Prepara un gofre o una tortita la noche anterior (añade arándanos y espolvorea germen de trigo en la masa) y mételo en la tostadora antes de salir por la mañana.
  • Almuerzo
  • Reduzca a la mitad la cantidad de carne o queso de un sándwich y sustitúyalo por verduras.

Almuerzo

  • Añada ½ plátano en rodajas o 1 manzana en rodajas a un sándwich de mantequilla de cacahuete y reduzca la cantidad de mantequilla de cacahuete a la mitad.
  • Sustituye la pasta de las sopas por verduras.
  • Cuando comas fuera, elige opciones vegetarianas que tengan mucha fruta y verdura.
  • Cena
  • Reduzca la ración de carne en la comida y tome una ración extra de verduras o ensalada.

Cena

  • Saltee verduras con pollo en lugar de otros alimentos ricos en almidón.
  • Prepare chili sustituyendo la mitad de la carne por judías y verduras.
  • Prepare una hamburguesa de champiñones portabella o de judías negras en lugar de la hamburguesa tradicional.
  • Aperitivos
  • 1 taza de fresas enteras Y 1 taza de zanahorias con 1/4 de taza de salsa baja en calorías

Aperitivos

  • Haz brochetas o polos de fruta
  • Prueba el hummus con zanahorias, apio, coliflor u otras verduras.
  • Guacamole Es sano para el corazón y delicioso
  • Manzanas. ¿QUÉ? Una bolsa de patatas fritas de maíz (1 onza) tiene el mismo número de calorías que una manzana pequeña.
  • Expertos de todo el mundo recomiendan a menudo incluir el ajo en nuestra dieta diaria. Una de las formas más sencillas de añadir ajo a la comida es en forma de masala .
  • Somdatta Saha | Actualizado: 10 de septiembre de 2020 13:36 IST

El ajo es un superalimento y forma parte de la medicina tradicional desde hace siglos

El ajo forma parte de la medicina tradicional desde hace siglos.

Expertos de todo el mundo recomiendan incluir el ajo en nuestra dieta diaria

  • Aquí tienes 5 ideas divertidas para añadir ajo a tu dieta (con recetas)
  • Si hay que nombrar unos pocos ingredientes básicos para preparar un curry indio, el ajo seguramente estará en la lista. Ocupa un lugar insustituible en casi todas las cocinas. Su sabor picante y su fuerte aroma aportan un toque instantáneo de sabor a cualquier plato. De hecho, es una de las especias más utilizadas en la cocina mundial. Además de ser un ingrediente versátil, el ajo es una fuente de nutrientes saludables. Es un superalimento y forma parte de la medicina tradicional desde hace siglos.
  • Beneficios del ajo para la salud:

Según el libro “Healing Foods” de DK Publishers, el ajo ayuda “a los sistemas circulatorio y digestivo, refuerza el sistema inmunitario, reduce la presión arterial y combate las enfermedades cardiacas”. También está enriquecido con vitaminas, minerales, antioxidantes y propiedades antivirales y antibacterianas. Además, el ajo tiene un bajo contenido calórico y puede ayudar a perder peso. De ahí que expertos de todo el mundo recomienden a menudo incluir el ajo en nuestra dieta diaria.

¿Cómo añadir más ajo a su dieta?

Una de las formas más sencillas de añadir ajo a la comida es en forma de masala . Pero si echa un vistazo, encontrará varias técnicas únicas que no sólo incluirán los beneficios del ajo en su plan de comidas, sino que también harán que los platos sean sabrosos y apetitosos.

Aquí tienes 5 ideas divertidas para añadir ajo a tu dieta (con recetas):

1. Aderezo para ensaladas

Todo lo que tiene que hacer es machacar unos dientes de ajo, mezclarlos con aceite de oliva, copos de guindilla y hierbas secas y rociar su ensalada. Esto añadirá un rico sabor a tu ensaladera habitual.

2. Añadir a la sopa

Puedes añadir a un humilde plato de sopa unos ajos quemados para darle un toque aún más delicioso. Para preparar ajos quemados, tienes que calentar una sartén con un poco de aceite y freír un puñado de ajos picados (a fuego lento) hasta que adquieran un color dorado.

3. Incluir en roti o paratha

Puedes añadir un puñado de ajo a la masa del roti o paratha para darles más sabor. Haz clic aquí para ver la receta del naan de ajo .

4. Añadir a las salsas

A todos nos gusta acompañar los aperitivos con deliciosas salsas. Aquí tienes una receta de salsa de ajo que mejorará el sabor de tus patatas fritas. Haz clic aquí para ver la receta. También puedes preparar mantequilla de ajo añadiendo un poco de ajo picado, pimienta negra y hierbas secas a un trozo de mantequilla normal.

5. Ajo en escabeche

Una de las formas más populares de incluir la hierba en tu dieta, el encurtido de ajo es todo lo bueno y picante. Acompáñelo con su comida y mejore su sabor en un santiamén. Haz clic aquí para ver una receta de encurtidos a base de ajo.

A partir de ahora, disfruta del sabor del ajo con cada comida, sin mucho esfuerzo. ¡Que tenga un buen día!

Acerca de Somdatta Saha Exploradora: así es como a Somdatta le gusta llamarse. Ya sea en términos de comida, personas o lugares, lo único que ansía es conocer lo desconocido. Una simple pasta aglio olio o daal-chawal y una buena película pueden alegrarle el día.

Todo lo que necesita para vivir una vida en total equilibrio de la mano de la autoridad en bienestar.

Certificaciones

Profundice en sus prácticas de bienestar y desarrolle técnicas para enseñar a otros con una prestigiosa certificación Chopra.

Artículos

Recursos para la salud mente-cuerpo, meditación, crecimiento personal, nutrición y mucho más.

Certificaciones Desplegable Derecha

Retiros Desplegar a la derecha

Artículos Desplegar a la derecha

QUICKLINKS

5 maneras de consumir más verduras sin comer ensalada

Si hay algo que puedes hacer para mejorar tu dieta, es añadir más verduras. Estos poderosos alimentos están repletos de vitaminas, minerales y fibra. Independientemente de la dieta que siga s-vegetariana, vegana, baja en carbohidratos o paleo-, añadir más verduras verdes puede ayudarte a mejorar tu salud en general.

Según la Escuela de Salud Pública de Harvard, comer verduras puede reducir el riesgo de enfermedades cardiacas, derrames cerebrales y algunos tipos de cáncer. Además, comer verduras en lugar de alimentos más calóricos puede ayudar a controlar el peso corporal.

La ingesta diaria de verduras recomendada por las directrices del gobierno estadounidense es de 2 a 2,5 tazas para las mujeres y de 3 a 3,5 tazas para los hombres. En un informe de 2013 de los CDC, los datos mostraron que el 87% de los estadounidenses no cumplieron con la ingesta diaria recomendada de verduras de 2007 a 2010.

La buena noticia es que puedes disfrutar de una amplia variedad de verduras para alcanzar tu ingesta diaria. Tenga en cuenta que cada verdura tiene su propia composición de vitaminas y minerales, por lo que es importante rotar entre diferentes tipos de verduras para obtener todos los nutrientes que su cuerpo necesita.

Aunque hay muchas verduras verdes entre las que elegir, aquí tienes algunas de las opciones más nutritivas para que las pruebes:

Col rizada

Espinacas

  • Acelgas
  • Col rizada
  • Verduras mixtas
  • Hojas tiernas
  • Rúcula
  • Col de Bruselas
  • Espárragos
  • Calabacín
  • Hojas de mostaza
  • Diente de león
  • Recuerda centrarte en el consumo de verduras de hoja verde más oscura, como las espinacas, las verduras mixtas y la rúcula, en lugar de verduras como la lechuga iceberg y la lechuga romana, porque tienen más vitaminas y minerales. Si estás cansado de comer siempre ensaladas para ingerir verduras, aquí tienes cinco nuevas formas de incorporar más vegetales a tu dieta.
  • 1. Verduras salteadas

Esta técnica sencilla y rápida es una forma estupenda de cocinar las verduras. Algunas verduras que son buenas para saltear son:

Brócoli

Calabacín

  • Bok choy
  • Diente de león
  • Judías verdes
  • Col rizada
  • Guisantes
  • Calabacín
  • Corta las verduras en trozos pequeños.

Pon una sartén grande a fuego medio. Derrite 1-2 cucharadas de aceite de coco, ghee o aceite de oliva.

  • Añade las cebollas picadas o el ajo picado a la sartén y remueve durante 1-2 minutos o hasta que estén fragantes.
  • Añada las verduras y saltéelas hasta que estén blandas. Nota: El tiempo de cocción variará según el tipo de verdura que elija. Asegúrese de no cocer demasiado las verduras para mantener el sabor fresco. Piense en dejar un poco crujiente para dar textura.
  • Retire de la sartén y sazone con 1 cucharadita de sal marina y cualquier otra especia de su elección, como el jugo de limón, para equilibrar los sabores.
  • 2. Batidos de proteínas y zumo verde
  • Un batido es una forma estupenda de ingerir muchos nutrientes en un solo plato. Añada uno o dos puñados de verduras verdes a su batido de proteínas de la mañana o de la tarde. Algunas verduras comunes que puede añadir a su batido son:

Si te atreves, añade también apio o pepino a tu batido. Si nunca has añadido verduras a un batido, las espinacas son un buen comienzo porque tienen un sabor suave. Los zumos verdes son otra forma de aprovechar los beneficios de las vitaminas y minerales que contienen las verduras. Tenga en cuenta que los zumos no aportan los mismos beneficios en cuanto a fibra que los batidos o el consumo de verduras. Algunos zumos verdes también suelen tener un alto contenido en azúcar debido a las frutas o verduras que se les añaden.

Los zumos se prestan a muchas verduras verdes diferentes, entre las que se incluyen:

Col rizada

Apio

  • Acelgas
  • Acelgas
  • Col rizada
  • Verduras mixtas
  • Hojas de remolacha
  • 1. Verduras salteadas
  • Tanto si preparas un simple revuelto de huevos como una frittata de huevos, considera la posibilidad de añadir unos puñados de verduras verdes a la mezcla. Algunas verduras verdes que combinan muy bien con los huevos son:

Espinacas

Acelgas

  • Col rizada
  • Verduras mixtas
  • Diente de león
  • Bok choy
  • Hojas de mostaza

Hay muchos tipos diferentes de polvos verdes disponibles en su tienda local de alimentos saludables. Busque un polvo verde orgánico, y si usted tiene una sensibilidad al gluten, asegúrese de que el producto está certificado “sin gluten”, ya que algunas mezclas utilizan hierba de cebada, que contiene gluten. Como siempre, asegúrese de mirar qué tipo de edulcorante se utiliza y la cantidad de azúcar que contiene el polvo verde (se adhieren a menos de cinco gramos de azúcar por porción).

5. Sopas de verduras

Un tazón de sopa caliente es otra forma estupenda de incorporar varias verduras diferentes en una sola comida. Puede preparar una sopa de verduras picadas o en puré. Considere añadir estas verduras a su próxima sopa:

Brócoli

Calabacín

  • Bok choy
  • Diente de león
  • Col rizada
  • Hojas de mostaza
  • Hojas tiernas
  • Acelgas
  • Col rizada

Las ensaladas elaboradas con productos frescos de temporada no sólo son fáciles de preparar, sino que además son muy saludables y aportan minerales y nutrientes esenciales para combatir la depresión estival.Las ensaladas son una experiencia sensorial. La pulpa de un jugoso jamun o de un gordo litchi basta para incitar a cualquiera a robar un manojo de la terraza del vecino. Los colores púrpura intenso, que contrastan con el naranja y el escarlata, son un regalo para la vista. Los sabores picantes del limón y la lima bailan alegremente en el paladar. Acompañados del crujido de las verduras y el sabor a frutos secos de las semillas, estos productos de temporada dan lugar a ensaladas perfectas. No sólo son fáciles de preparar, sino que además son muy saludables y aportan minerales y nutrientes esenciales para combatir la depresión estival.“Una ensalada sana es una forma perfecta de añadir nutrientes a la dieta. Está llena de antioxidantes, que ayudan a controlar los radicales libres, manteniendo a raya los trastornos del estilo de vida. Las ensaladas también cubren las necesidades de fibra de nuestro organismo, esencial para la salud intestinal”, afirma la nutricionista Kavita Devgan.

Aunque el calor es suficiente para agotar los nutrientes del organismo, el verano también trae consigo una abundancia de frutas y verduras para mantener el cuerpo hidratado. “Las ensaladas deben tener una base (brotes o verduras), un aliño (limón/vinagre/balsámico ) y un topping (frutos secos crujientes, pan tostado). Frutas como la aronia o la sandía, y verduras como el pepino y los muslos de pollo son un ingrediente importante en verano. Añadir mijo es una idea estupenda para obtener proteínas adicionales. Sírvalo frío para garantizar su frescura”, dice el chef Nishant Choubey.

Pero para los que intentan evitar la comida fría por diversos motivos, el chef Kunal Kapur tiene una solución. “No recomiendo las ensaladas frías en esta época, pero si no hay más remedio, aconsejo el kimchi. El encurtido lo convierte en un potenciador de la inmunidad y ayuda a la digestión”, dice. El kimchi, elaborado originalmente con col y rábano coreano, puede hacerse con apio, zanahoria, pepino, brotes de bambú y remolacha, jengibre y ajo picados, salsa de soja, vinagre, azúcar y aceite de sésamo.

Haz que las ensaladas vuelvan a ser divertidas

Devgan sugiere jugar con los ingredientes y añadir algo nuevo cuando a uno le apetezca. “Añada al menos una fuente de proteínas: huevo cocido, tofu, queso, cortes magros de alguna carne. Los brotes de alfalfa y hierba de trigo añaden un verde brillante al cuenco. Juega con las hojas; las espinacas baby, la rúcula densa, las ramitas de berro funcionan mejor”, dice.

Aderézalo bien

Añada un chorrito de aceite de oliva o de sésamo al aliño, ya que ayudan a absorber los vi liposolubles.

Quitar las semillas a 300 g de jamun. En una sartén, cocer 100 ml de zumo de tamarindo con 2 cucharaditas de azúcar de palma hasta que adquiera una consistencia similar a la de una salsa. Añadir 1 cucharadita de salsa espía y ½ cucharadita de sal. En un bol, añadir las rodajas de jamun, un poco de chile verde picado, las láminas de un diente de ajo, 80 g de tomates cherry en rodajas, 40 g de cacahuetes triturados, ¼ cucharadita de zumo de limón, 10 g de salsa de champiñones y una pizca de chaat masala. Aliñarlo con 4 cucharaditas de salsa de tamarindo. Sírvalo frío con cilantro fresco y una rodaja de limón. – Receta del chef Nishant Choubey, Grupo Seinan.

Ensalada de col rizada y arándanos con trozos de litchi

Prepare el aliño con 15 ml de zumo de naranja, 10 ml de aceite de oliva y 10 ml de miel, pimienta negra molida y sal al gusto. En un bol, pon 100 g de col rizada rallada, 20 g de gajos de naranja y 15 g de trozos de lichi. Mézclelo con el aliño, cúbralo con 20 g de queso de cabra y decórelo con 5 g de semillas de melón inflado y 15 g de arándanos. – Receta del chef Vinay Trilokiya, Farzi Cafe.

Ensalada de cebada perlada, almendras y granada

Añada 100 g de cebada perlada remojada en un cazo con agua hirviendo y cuézala durante tres minutos, o hasta que esté tierna. Escurrir y refrescar bajo un chorro de agua fría. Pasar la cebada a un bol grande y reservar. Mezclar en un bol la cebada hervida, 60 ml de aceite de coco, 1 cucharada de pasta de harissa y 1-1/2 cucharadas de sirope de granada. Mezclar los granos de una granada pequeña, 50 g de ramilletes de brécol hervidos, hojas de perejil y menta picadas, tres cebolletas picadas, 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra y ½ cucharadita de zumo de limón. Cubrir con 80 g de almendras tostadas y servir con tostadas de pan integral con ajo. – Receta del chef Manoj Rawat, Hilton Garden Inn.

Publicado el 16 de julio de 2019

La mayoría de los dueños de perros quieren lo mejor para sus amigos de cuatro patas. Lo mínimo que se puede hacer por las mascotas es llevarlas al veterinario, jugar con ellas y alimentarlas bien. Así te aseguras de que tu perro se sienta querido y seguro en tu casa. Pero para ayudar de verdad a que su perro esté sano, añada alimentos ricos en fibra a su dieta.

La nutrición desempeña un papel vital en el crecimiento, el bienestar y la esperanza de vida de su perro. Todas las mascotas deben ingerir suficiente fibra, ya que ésta favorece el buen funcionamiento del sistema digestivo y aporta múltiples beneficios para la salud.

Puede que alimente a su peludo amigo con el pienso para perros más caro. Pero eso no significa que contenga suficiente fibra para mantenerlo sano. Poner a su perro en una dieta que incluya mucha fibra soluble y fibra insoluble, puede ayudar a controlar el peso y los problemas digestivos de su perro.

¿Quiere saber más sobre cómo añadir alimentos ricos en fibra a la dieta de su mascota? Puede leer las reseñas de los mejores alimentos para perros sin cereales o investigar para comprender por qué la fibra proporciona beneficios para la salud de su perro.

Beneficios de los alimentos ricos en fibra para perros

Algunos perros sufren sobrepeso. La obesidad puede provocar afecciones cardíacas y respiratorias, artritis, enfermedades cutáneas, tumores y dificultades tras la anestesia.

Por desgracia, algunos propietarios de perros no quieren o no pueden reducir la cantidad de comida que dan a sus perros o empezar a jugar más con sus amigos de cuatro patas. Los problemas de peso afectan al perro

La fibra también ayuda a mejorar el sistema digestivo de su perro y ayuda a mantener a los perros que sufren de diarrea crónica o estreñimiento.

Además, una dieta rica en fibra puede favorecer la salud del colon. Según un estudio, la fibra fermentable ayuda a prevenir el cáncer de colon al acelerar el proceso de eliminación y proteger la pared del colon.

Considere la posibilidad de dar más fibra a su cachorro si padece diabetes. Ciertos alimentos pueden ayudar a ralentizar la digestión y mantener bajo control los niveles de azúcar en sangre de su perro.

Las dietas ricas en fibra también favorecen la digestión de los perros que padecen enfermedades renales o insuficiencia pancreática.

Si su perro tiene un problema de salud grave, como diabetes o insuficiencia renal, consulte a su veterinario antes de realizar cualquier cambio en la dieta.

Buenas fuentes ricas en fibra

Los alimentos ricos en fibra para su perro no son caros. Puede encontrar mucha fibra en verduras y frutas que los perros pueden comer sin peligro. Algunas buenas opciones son

Calabaza en lata

Sí, los perros pueden comer calabaza. La calabaza en lata es fuente de vitaminas, minerales y fibra soluble. Comer calabaza puede ayudar a detener la diarrea y a controlar el peso de su perro. Sólo asegúrese de comprar calabaza en lata sin azúcar ni sal añadidos.

Boniatos

Una batata de tamaño medio contiene unos cuatro gramos de fibra dietética. A la mayoría de los perros les encanta el sabor del boniato.

Si quiere dárselas a su cachorro, lávelas con agua templada y pínchelas con un tenedor. Después, cuézalos en el microondas durante unos diez minutos. Una vez cocidas, córtalas y aplástalas con un tenedor. A continuación, añada dos cucharaditas de boniato a la comida de su perro.

Otros alimentos que contienen fibra soluble e insoluble son:

Judías verdes

Zanahorias

Tomates

Verduras verdes

Manzanas

Plátanos

Cereales integrales

  • Guisantes
  • Semillas de lino
  • Pulpa de remolacha
  • Introducir nuevos alimentos en la dieta de su perro
  • Debe cambiar la dieta de su perro gradualmente, ya que su organismo necesita acostumbrarse a los alimentos ricos en fibra, sobre todo si nunca antes le ha dado fibra. Los cambios bruscos pueden provocar problemas digestivos.
  • Puede ponerse en contacto con su veterinario para que le dé recomendaciones o vigilar el comportamiento de su perro después de darle algo de fibra por su cuenta. Si empieza por su cuenta, añada unas cuantas zanahorias o judías verdes a la comida de su perro. Tu perro te hará saber qué alimentos le gustan.
  • No dude en ponerse en contacto primero con el veterinario, ya que puede crear un plan dietético acorde con las necesidades individuales de su perro.
  • Añadir cantidades excesivas de fibra no es saludable. Hacerlo puede diluir algunos nutrientes y disminuir la absorción de algunos minerales. En caso de duda, consulte siempre a su veterinario.
  • En resumen
  • La comida envasada para perros suele contener menos de un 5% de fibra. Por eso debe considerar la posibilidad de añadir fuentes naturales de fibra a la dieta de su perro.

De este modo, mejorará el sistema digestivo de su amigo de cuatro patas, combatirá la obesidad y prolongará su esperanza de vida.

Tenga en cuenta que algunos perros no toleran los alimentos con fibra de origen humano. Por ejemplo, la mayoría tiene problemas para digerir el maíz y otros cereales.

Hable con su veterinario antes de cambiar la dieta de su perro. Los veterinarios de confianza pueden crear una

5 razones para enamorarse de esta fruta repleta de nutrientes

DUBÁI: Devinder Bains, entrenadora personal y de nutrición en Fit Squad DXB, comparte sus consejos de experta sobre el superalimento que te ayudará a llevar una vida más larga y saludable.

Los plátanos son uno de los alimentos más sabrosos y versátiles que existen, y la buena noticia es que están repletos de nutrientes saludables. Utilízalos en batidos, macedonias, solos como tentempié o postre, o en el horneado favorito de los encerrados: el pan de plátano. Perfecta antes o después del entrenamiento, esta fruta es una fuente de energía nutricional.

Salud de la piel

La abundancia de vitamina C y manganeso que contienen los plátanos los convierte en un superalimento para la piel. El manganeso ayuda al organismo a utilizar la vitamina C y, juntos, protegen las células y los tejidos de los daños causados por los radicales libres. Ambos ayudan también a producir colágeno, la proteína que forma y mantiene unidos la piel y los huesos.

La vitamina C y el manganeso que contienen los plátanos los convierten en un superalimento para la piel. (Suministrado)

Embarazo

Los plátanos son una buena fuente de potasio, que puede ayudar a aliviar los calambres en las piernas que son comunes en las mujeres embarazadas. También contienen vitamina B6, que es esencial para el desarrollo del feto y que también puede ayudar con las náuseas y los vómitos durante el primer trimestre. Además del supernutriente vitamina C, que mantiene la inmunidad en orden, los plátanos también son ricos en fibra, que puede ayudar con el estreñimiento, algo que afecta a la mitad de las embarazadas.

Pérdida de peso

El plátano medio tiene unas 100 calorías, lo cual es bastante poco teniendo en cuenta lo saciantes, nutritivos y sabrosos que son. Opta por los plátanos verdes, más ricos en almidón resistente y, por tanto, más saciantes, que ayudan a reducir el apetito. Los plátanos también pueden ayudar a moderar los niveles de azúcar en sangre y pueden reducir el apetito al ralentizar el vaciado del estómago.

El plátano medio tiene unas 100 calorías, lo cual es bastante poco. (Shutterstock)

Tensión arterial

Los plátanos mantienen a raya la hipertensión gracias a su alto contenido en potasio y su bajo contenido en sodio. Un plátano grande proporciona más del 10% de las necesidades diarias de potasio, lo que significa que también puede contribuir a mantener sanos el corazón y los riñones.

En forma

Los plátanos no tienen grasa y contienen tres azúcares naturale s-sacarosa, fructosa y glucosa-, lo que los convierte en una excelente fuente de energía, especialmente para los niños en edad de crecimiento y los amantes del ejercicio. Han sido etiquetados como el alimento perfecto para los deportistas debido a su contenido en minerales y carbohidratos de rápida digestión, lo que los convierte en un complemento energizante para el desayuno, un rebote saciante entre sesiones de entrenamiento y un excelente alimento de relleno para después del ejercicio con un batido de proteínas. Como ya se ha mencionado, también pueden contribuir a reducir los calambres que puede provocar el ejercicio.

La mayoría de nosotros ya sabemos lo bueno que es comer sano y el papel de las verduras en una dieta saludable.

A pesar de saberlo, a veces ignoramos o nos cuesta integrar las verduras adecuadas en nuestro régimen alimenticio.

Las verduras son naturales, sanas y deliciosas.

Investigaciones recientes afirman que las personas que consumen dietas basadas en vegetales son menos propensas a enfermedades crónicas como la aterosclerosis, las enfermedades cardiovasculares, el cáncer de sol, el cáncer de mama, el cáncer de pulmón, la obesidad, la presión arterial alta (hipertensión) y la diabetes.

Además, los niveles de colesterol LDL y de colesterol sérico se mantienen más bajos. Son menos propensos al desarrollo de cálculos renales, osteoporosis y cálculos biliares.

Comer más verduras también ayuda a mantener un peso corporal saludable, controlar los niveles de azúcar en sangre, limpiar las arterias y reducir la estancia hospitalaria.

Según la recomendación de los nutricionistas, los adultos deberían incorporar al menos cinco raciones de verduras a la dieta cada día. Sin embargo, las recientes directrices dietéticas han aumentado el número de raciones de verdura de cinco a nueve.

Para algunos, añadir sólo cinco raciones de verdura a la dieta es muy difícil. Entonces, aumentar el número de raciones de verdura puede hacerles sentir abrumados. Pero, añadir verduras a la dieta diaria no es tan difícil si se siguen algunas de estas pautas:

Aproveche los beneficios de las frutas y verduras con siete formas divertidas de comer más de ellas. Después de todo, ¡más importa cuando se trata de frutas y verduras!

Sabes que comer frutas y verduras es una parte importante de una dieta sana, pero ¿sabías que más del 90% de los adultos y niños no comen la cantidad recomendada? Esa es la razón principal por la que todo el mes de septiembre celebramos el Mes de la fruta y la verdura – Más importa. Puede que septiembre termine mañana, pero comer frutas y verduras es importante todos los días de todos los meses de todo el año.

Por qué son importantes las frutas y verduras

Las frutas y verduras tienen muchos beneficios para la salud, como antioxidantes, vitaminas y minerales, y son bajas en calorías. El mayor beneficio de todos es la fibra.

La fibra ayuda a sentirse saciado durante más tiempo, contribuyendo así a controlar el peso. Las investigaciones también han demostrado que la fibra ayuda a reducir el riesgo de cardiopatías y diversos tipos de cáncer. La fibra también interviene en el control de la diabetes al estabilizar los niveles de glucosa en sangre. Una dieta rica en fibra mantiene el tracto digestivo en buen estado y ayuda a prevenir el estreñimiento.

Cómo aumentar el consumo de frutas y verduras

Teniendo en cuenta todos estos beneficios de la fibra y el hecho de que las frutas y verduras son una buena fuente de ella, ¿cómo puede aumentar su consumo diario de frutas y verduras? Aquí tienes siete maneras de intentarlo

Consume fruta y verdura fresca, congelada o en conserva. Para los productos fuera de temporada, no tengas miedo de las opciones congeladas y enlatadas, sólo busca frutas enlatadas en agua o zumo 100% y enjuaga las verduras enlatadas para eliminar parte del sodio añadido.

Añade verduras a la salsa de la pasta y sírvelas sobre pasta integral para conseguir una combinación saludable. Algunas de las mejores verduras para añadir a la salsa son los pimientos, las zanahorias, las cebollas y los champiñones.

Visite un mercado de agricultores local para descubrir productos de temporada que quizá no encuentre en su supermercado. Pida a los agricultores consejos de cocina para los productos que no conozca.

Añada fruta a la ensalada en cualquier época del año. Obtendrá los beneficios de la fibra y los antioxidantes, y además la bonita fruta dará un toque de color a la ensalada.

Incorpore opciones saludables a sus hábitos alimentarios. Añade una fruta o una verdura al guiso o la hamburguesa favoritos de tu familia. Corta y sirve verduras crudas para picar mientras se prepara la cena.

Prepara batidos de frutas y/o verduras. Añade yogur griego o mantequilla de frutos secos para aumentar las proteínas.

Incluye a los niños en la cocina. Deja que se unan a la diversión cuando planifiques, compres y cocines tus frutas y verduras. Es más probable que los niños prueben una fruta o verdura nueva que ellos eligen y ayudan a preparar.

Para más ideas, echa un vistazo al nuevo e-booklet de mi amiga y colega RD Katie Morford “10 Ways To Get Kids to Eat Their Veggies”.

¿Cómo incorporará más frutas y verduras a su dieta?

Aunque la fibra no es un nutriente esencial en la dieta de su perro, puede añadirla para mejorar la salud del colon, combatir la diarrea, la diabetes mellitus y los problemas de estreñimiento a los que se enfrenta su perro. También regula el proceso de control de peso de su perro. La adición de fibra a la dieta de su perro debe planificarse e incorporarse sólo después de consultar con su veterinario. Dependiendo de la capacidad de su perro, puede empezar a añadir fibra a su dieta siguiendo estos sencillos pasos

La cáscara externa de un grano se denomina salvado y es rica en fibra; puede espolvorear un poco en la comida de su perro. Para hacerlo más digestivo y apetecible, puede remojarlo en agua. Entre las variedades de salvado se encuentran el salvado de arroz, el de avena y también el de trigo. Es la terapia casera más conocida para el estreñimiento y la insuficiencia de fibra en los animales de compañía.

Puede añadir manzana a la dieta de su perro, ya que contiene mucha fibra y otros nutrientes. No olvide retirar las semillas, ya que contienen trocitos de cianuro que pueden resultar tóxicos para su perro. Prepare purés que le encantarán

Para que la comida de tu perro sea sabrosa a la vez que sana, puedes incorporar calabaza en conserva a su dieta. 1/2 cucharadita para perros pequeños y 1 cucharada para perros medianos o grandes es suficiente para lograr su propósito.

El arroz integral contiene tres veces más fibra que el arroz blanco normal y es fácil de conseguir en la cocina. En lugar de poner caldo normal, puede añadir comida preparada con él como un topper en croquetas de su perro.

Como todo el mundo sabe que las verduras están llenas de fibra, puede integrar diferentes verduras en la dieta de su perro. Por ejemplo, palitos de zanahoria, guisantes, judías verdes, etc. Las verduras enlatadas no deben darse a su mascota, ya que contienen una mayor cantidad de sodio que es perjudicial para su perro. Asegúrese de que las verduras estén en trozos pequeños, ya que su perro no podrá digerir trozos grandes.

Si a su perro le gustan los alimentos con sabor, puede optar por caldos de pollo.

  1. Los boniatos medianos contienen cerca de 3 gramos de fibra. Antes de ofrecérselas a su perro, debe calentarlas en el microondas hasta que un tenedor pueda atravesarlas fácilmente. Tritúrelas y añada de 1 a 3 cucharadas a la comida de su perro.
  1. Si bien la ejecución de estos pasos de la adición de fibra, usted tiene que recordar que el exceso de fibra puede causar heces blandas de su perro o demasiado gas en el estómago de su perro. Ranura en el ejercicio regular a la rutina diaria de su perro para evitar estas condiciones
  2. Los zumos aportan muchos beneficios, como una mayor absorción de vitaminas, el consumo de la cantidad diaria aconsejable de frutas y verduras, y también la integración de otros tipos de verduras y frutas en su dieta.
  1. Al transformar los alimentos sólidos en zumo, los órganos internos asimilan más rápidamente las vitaminas y los nutrientes. Los zumos son la mejor forma de consumir verduras y frutas, ya que permiten que el organismo las absorba fácilmente al beberlas. Los zumos son una técnica bastante sencilla para obtener las vitaminas fundamentales que nuestro cuerpo necesita y que los alimentos procesados no pueden proporcionarnos. Encontrarás innumerables recetas de zumos en Internet.
  1. Zumos de frutas extrañas
  1. ¿Ha oído hablar alguna vez de la fruta noni? ¿O del goji del Himalaya? ¿Y del mangostán (aunque éste ya lo había probado antes)? Bueno, yo tampoco. Hasta que navegando por Internet en busca de ideas para recetas de zumos, encontré estas frutas en la red. Al parecer, tienen grandes beneficios nutricionales y están ganando popularidad en todo el mundo. Se trata del Himalaya [. ]
  2. Para cualquiera que esté planeando hacer zumo de verduras y frutas hay varios tipos de exprimidor que puede comprar. Apenas realice que el consejo está ofrecido en el Internet y usted no puede cometer simplemente un error hojeando a través de revisiones en los mejores juicers clasificados. El resultado final depende de la eficacia con la que se tritura la verdura o la fruta y esto debe decidirse por el método de exprimido utilizado, no por la velocidad.

Exprimidor Green Star Elite SGE-5000

El exprimidor Green Star Elite GSE-5000 seguro que hará girar cabezas, ¡pero espere a ver sus funciones y características! La facilidad de montaje y desmontaje de la máquina es sin duda una ventaja añadida para los usuarios nuevos y principiantes. Se acabaron los complicados tornillos que hay que quitar. Más información sobre el exprimidor Green Star aquí.

Cada máquina como usted verá tiene sus ventajas, capacidades y características exclusivas y así si cualquier persona dice que un modelo específico bate el resto él podría estar mintiendo. Si le preocupan los niveles de ruido, considere los modelos de masticación. Si su objetivo es beber zumo para su bienestar, utilice productos naturales. Por otro lado, lávalo todo correctamente.

  • Ya no tendrá que pagar unos cuantos dólares por el zumo de fruta fresca, nunca más tendrá que transigir con el sabor, no más intentos drásticos de extraer zumo de cualquier tipo de verdura y fruta. No desemejante de cualquier máquina, es importante que usted aprende los tecnicismos internos de juicers antes de que usted podría calcular hacia fuera cuál es el mejor juicer.
  • galletas de la proteína del terciopelo rojo
  • Gofres Proteicos Terciopelo Rojo y Chocolate
  • Hacer gofres de proteína es una gran manera de añadir más proteínas en su desayuno, así como hacerlos más nutritivos mediante la adición de vitaminas y minerales que su cuerpo necesita. Si tienes un niño como el mío, que sólo quiere gofres para desayunar, esta es una gran manera de introducir algo más de nutrición en su dieta.
  • Esta receta de gofres proteínicos es muy rápida de hacer porque utilizo como base una mezcla para gofres ya preparada. Puedes usar cualquier marca de proteína en polvo, yo usé Idealshape chocolate super foods blend porque tiene muchas vitaminas y minerales añadidos. Hago un lote enorme y pongo dos gofres de proteína cada uno en bolsas zip lock. Algunos los congelo y otros los guardo en la nevera. Los niños los sacan y los meten en la tostadora para desayunar fácilmente antes de ir al colegio.
  • Gofres proteicos de chocolate y terciopelo rojo
  • Receta de Foley Family Table

Deliciosa receta de gofres proteicos, con sabor a chocolate y terciopelo rojo, fácil de hacer.

2 tazas de mezcla completa para gofres

1,5 tazas de leche

2 cucharadas de proteína de chocolate en polvo (mezcla de superalimentos)

1 cucharadita de extracto de terciopelo rojo Watson’s

Mezcle la receta siguiendo las instrucciones, pero sustituya i

Formas fáciles de añadir más fruta y verdura a su dieta

Siempre se nos recuerda que debemos comer mucha fruta y verdura. Los beneficios para la salud asociados a estos ingredientes son evidentes. Sin embargo, algunos obstáculos dificultan que muchos de nosotros alcancemos las cinco raciones diarias recomendadas. Por ejemplo, comprar mucha fruta y verdura puede resultar caro, y algunos ingredientes pueden ser difíciles de preparar y llevar mucho tiempo. La buena noticia es que hay formas de superar estos obstáculos.

Tanto si quieres perder peso como si simplemente quieres comer mejor, estos consejos te ayudarán a aumentar la cantidad de fruta y verdura de tu dieta.

Compre productos locales y de temporada:

Comprar fruta y verdura en el supermercado es caro. Esto es especialmente cierto cuando se compran productos procedentes de lugares exóticos del mundo y fuera de temporada. Si sólo compra ingredientes de temporada producidos localmente, reducirá la factura de la compra. Los mercados de agricultores y los puestos locales suelen ofrecer sólo productos de temporada, y sus precios suelen ser inferiores a los de los supermercados.

No peles siempre:

En muchas frutas y verduras, la mayor parte de la fibra y los nutrientes están contenidos en la piel. Si crees que no tienes tiempo o paciencia para pelar la fruta y la verdura, la buena noticia es que la mayoría de las veces no hace falta. Patatas, zanahorias, chirivías, kiwis, sandías y plátanos tienen cáscaras comestibles y nutritivas. Una vez bien lavadas, ¡están listas!

Evita los productos envasados:

Evita las frutas y verduras que se venden en envases de lujo. Pagarás más por un envoltorio que, en cualquier caso, acabará en la basura. Siempre que sea posible, opta por los productos sueltos.

Cómelo crudo:

Si tienes poco tiempo, cómete las verduras tal y como vienen. Los palitos de zanahoria, apio y pepino son un tentempié sano y fácil que te ayudará a pasar el día.

  • Busca las ofertas:
  • Si compras por Internet, te resultará más fácil encontrar las mejores ofertas en fruta y verdura. Aprovecha las ofertas de descuento o de compra uno gratis en las frutas y verduras que más te gusten.
  • No te compliques:
  • Aunque las zanahorias glaseadas con delicadeza y las peras escalfadas a la perfección están deliciosas, son formas de cocinar complicadas y que requieren mucho tiempo. Obtendrás un resultado igual de sabroso y nutritivo si echas un montón de tubérculos en tu guiso de cordero o mezclas una variedad de frutas y verduras frescas para hacer un batido. Deja las técnicas sofisticadas para el fin de semana o para los profesionales.
  1. Saca el máximo partido a tus ingredientes:

Si el coste te impide alcanzar tus cinco comidas diarias, intenta aprovechar al máximo los ingredientes. Las hojas, peladuras y tallos de las verduras pueden echarse en agua hirviendo para crear un delicioso caldo de verduras. Y las cáscaras de frutas y verduras se pueden asar en el horno para hacer unas sanas patatas fritas.

Como ves, es fácil aumentar la ingesta de fruta y verdura si sabes cómo reducir costes y gastos.

Shereen Lehman, MS, es periodista especializada en sanidad y verificadora de hechos. Es coautora de dos libros de la popular serie Dummies (como Shereen Jegtvig).

Muy bien / Alexandra Shytsman

Frutas y verduras

Lácteos

Proteínas

Agua y bebidas

Cereales integrales

Aperitivos

La ciencia sugiere que seguir una dieta rica en frutas y verduras está asociado a tener un corazón más sano, un menor riesgo de cáncer, una mejor función cerebral y una vida más larga. Según el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA), se necesitan al menos dos tazas de fruta al día y unas dos tazas y media de verdura al día. O, si te resulta más fácil llevar la cuenta, entre cinco y nueve raciones al día.

¿Qué tamaño tiene una ración?

Por lo general, una ración de fruta o verdura equivale a media taza (en rodajas o troceada). Pero las verduras como las espinacas y la lechuga tienen una ración equivalente a una taza entera. Una sola pieza de fruta, como una manzana o una naranja, también cuenta como una ración. Cuando leas las etiquetas de las frutas y verduras envasadas, puede que veas que una ración equivale a tres cuartos de taza en lugar de media taza. Una ración de zumo equivale a cuatro onzas.

Cómo aumentar el consumo de fruta y verdura

Haz que te resulten más cómodas en casa . Las manzanas, las peras, los plátanos, las naranjas y los tomates cherry no necesitan refrigeración, así que puedes tenerlos a la vista en la encimera o en la mesa. Cuando llegue la hora de la merienda, será fácil coger una pieza de fruta o un puñado de tomates cherry.

Prueba algo nuevo. Los colinabos pueden cocinarse y hacerse puré solos o mezclados con patatas. Sirve ciruelas como capricho dulce, o come arilos de granada. Prueba algunos platos de las dietas de alimentos crudos.

Abastécete de verduras congeladas. Son rápidas y fáciles de preparar en el microondas o en la cocina. Puedes elegir verduras sueltas, como guisantes, zanahorias, judías verdes o coliflor, o probar mezclas de verduras sazonadas.

Las ensaladas en bolsa precortadas y prelavadas facilitan las comidas. Eso sí, no des por sentado que las mezclas de ensaladas prelavadas están inmaculadas. Enjuágalas bien antes de preparar la comida.

Llévate fruta y verdura al trabajo. Las frutas deshidratadas, como las pasas, los dátiles y los arándanos secos, se conservan muy bien en recipientes de plástico. Guarda una bolsa de pasas en el bolso para picar algo fácilmente. También puedes llevar en la mesa paquetes de porciones individuales de compota de manzana o tazas de fruta que no necesitan refrigeración.

Lleva zanahorias y apio cortados en rodajas para tomar un tentempié nutritivo por la tarde. Si almuerzas en un restaurante, elige una ensalada en lugar de patatas fritas y bebe zumo 100% de fruta en lugar de refrescos. Pide sándwiches y wraps vegetarianos. Suelen ser bajos en calorías y pueden aportarte dos o tres raciones de verdura con un solo bocadillo.

  • Sirve fruta y verdura como tentempié después de clase. Evita las bolsas de patatas fritas grasientas, los cuencos de helado y las botellas de refrescos azucarados. Estos tentempiés son muy calóricos y poco nutritivos.
  • Sustitúyelos por
  • Verduras recién cortadas y salsa
  • Una mezcla de tus zumos de fruta 100 por cien favoritos con gaseosa.
  • Un parfait hecho con yogur, bayas y frutos secos o granola
  • Aperitivos

Uvas congeladas sin pepitas

Bocadillos, ensaladas y guarniciones

Comer una ensalada como comida puede aportarte varias raciones de fruta y verdura. Empieza con un poco de lechuga y añade tomates en rodajas, manzanas, peras, bayas, apio, pepinos, brotes, judías verdes crudas, brécol o coliflor. Con tantas combinaciones, puedes comer una ensalada distinta cada día.

Come ensalada como comida una o dos veces por semana.

Cuando prepares un sándwich, asegúrate de añadir lechuga y un par de rodajas gruesas de tomate. Coge el resto del tomate, córtalo en rodajas y sírvelo aparte. Añada más verduras a sus recetas de sopas y guisos, o incluso a las sopas enlatadas.

Parece que mi gato tiene problemas digestivos. Es un gato doméstico negro de pelo corto de 6 meses.

Tiende a salpicarlo por todas partes y arrastrarlo a lo largo de su largo pelaje trasero por todo mi apartamento. Es un gato estrictamente de interior, pero me preocupa su salud. Hemos probado Blue Mountain, Royal Canin, la marca Petsmart, Fancy Feast, Avoderm, (un par más que no recuerdo) y actualmente estamos probando Hill Science Diet para gatitos.

Siempre le doy 3-4 semanas en un solo alimento antes de cambiarlo si no está funcionando. PIENSO (no soy veterinario) que no está recibiendo suficiente fibra en su dieta. He probado los alimentos “sin cereales, soja, etc.”, pero parece que su estómago sigue teniendo problemas. Tengo un cuenco que siempre tiene comida seca, y una sola lata cada noche.

¿Hay algún tipo de comida para estómagos sensibles o comida que pueda darle para que tenga un poco más de fibra en su dieta? Parece que hay una clara falta de variedad / opciones saludables para los gatitos, pero podría ser que sólo estoy buscando en los lugares equivocados.

En agradecimiento, aquí está una foto muy halagador del pequeño.

Actualización: He comprado hierba gatera, y en combinación con la nueva comida, mi gatito parece estar más contento y menos líquido. ¡Gracias a todos por la ayuda!

4 Respuestas 4

  • Los gatos que viven dentro de casa no tienen acceso a la materia vegetal que los gatos de exterior buscarían instintivamente para complementar su dieta rica en proteínas, por lo que éste es un factor importante que debe tener en cuenta. Muchos animales, incluidas nuestras mascotas domésticas, son capaces de automedicarse ciertos problemas corporales buscando plantas que ayuden a su digestión. Si un gato que vive al aire libre tiene el estómago un poco revuelto, buscará hierba u otras plantas que le ayuden a hacer la digestión. Por lo tanto, es muy importante ofrecer estas opciones a todos los gatos de interior. Un gato “salvaje” obtendría una gran variedad de tipos de alimentos en su dieta simplemente comiendo presas, ya que el contenido del estómago de dichas presas suele estar lleno de materia vegetal. Así pues, aunque el gato es un carnívoro obligado, necesita muchos otros tipos de alimentos en su dieta. Algunas plantas seguras para los gatos que se pueden cultivar fácilmente en interiores son la hierba gatera, la hierba gatera, la menta gatera, la hierba luisa y la valeriana, pero hay muchas otras.
  • Lo mejor que puedes hacer es llevar a tu gato al veterinario para descartar cualquier enfermedad que esté causando esta mala digestión, y luego hacer algunos cambios sencillos en la configuración de tu casa para dar cabida a las partes del mundo exterior que se está perdiendo.
  • Los gatos tienden a tener un sistema digestivo sensible, que puede verse muy afectado por los cambios de dieta; en última instancia, puede que al cambiarle constantemente de comida para intentar encontrar el “remedio”, en realidad haya empeorado el problema.
  • Para cambiar correctamente la comida de un gato, hay que mezclar los alimentos durante 1-2 semanas en una proporción que se vaya escalonando lentamente.
  • Los gatos también pueden ser sensibles a proteínas específicas o a otros ingredientes, y es posible que tengan que ceñirse a determinados ingredientes o evitarlos. Cada gato es único en esto; dos de mis gatos pueden comer casi cualquier cosa, mientras que el tercero tendrá diarrea severa si come cualquier cosa que no sea una dieta receta de pollo; uno anterior vomitó si se alimenta de una receta que contiene carne roja. Como no se mencionan las recetas de comida que se ofrecen, puede haber proteína(s) que estén causando sensibilidades, o cambios de proteína que estén exacerbando los problemas derivados de la transición de la comida constantemente.

En todos los casos de trastornos digestivos crónicos, es imprescindible visitar al veterinario. Debe proporcionar al veterinario toda la información sobre los alimentos que ha estado ofreciendo (marca, húmedo frente a seco y receta específica) para que pueda ayudarle a determinar el mejor curso de acción para aliviar el problema; la simple adición de fibra no va a solucionar la causa subyacente.

Foto de Alexandr Podvalny en Unsplash

Trucos y consejos para añadir más fruta y verdura a tu dieta

Esta semana #FoodFri ha colaborado con la National WIC Association (NWA), una organización sin ánimo de lucro dedicada a la educación y la defensa del Programa Especial de Nutrición Suplementaria para Mujeres, Bebés y Niños (WIC), para hablar de la importancia de comer fruta y verdura todos los días como parte de una dieta sana.

alexandr-podvalny-221880-frutis. jpg

¿Sabía que el programa WIC atiende a más de ocho millones de madres y niños pequeños en todo Estados Unidos? WIC proporciona educación nutricional y alimentos a las madres y niños pequeños en situación de riesgo nutricional de nuestra nación.

WIC ofrece alimentos y educación alimentaria, ayudando a los participantes a aprender a preparar frutas y verduras.

El programa #WIC Farmers’ Market Nutrition Program proporciona cupones adicionales a los participantes de WIC que pueden utilizar para comprar frutas y verduras frescas en los mercados de agricultores participantes. #FoodFri

– HHS OASH Región II (@HHS_HealthReg2) 8 de diciembre de 2017

Si te perdiste la conversación en Twitter, ¡no te preocupes! Aquí están algunos de los aspectos más destacados:

* Dependiendo de la temporada, ¡puede ser más barato comprar congelado!

Captura de pantalla 2017-12-09 a las 11.29.46 AM. png

* Cuando sea posible, ¡come local! Nuestros amigos de Twitter sugieren los mercados de agricultores como una buena fuente de productos asequibles y locales. (Algunos mercados de agricultores aceptan vales).

* Llena la mitad de tu plato con frutas y verduras.

FoodFri-tweet #PlateMethod. png

Cuántas frutas y verduras deben consumir nuestros hijos a diario?

Captura de pantalla 2017-12-09 a las 11.06.11 AM. png

Captura de pantalla 2017-12-09 a las 11.04.52 AM. png

Cómo lidiar con los niños quisquillosos con la comida? No te preocupes. Porque.

Captura de pantalla 2017-12-09 a las 11.10.43 AM. png

Captura de pantalla 2017-12-09 a las 11.12.38 AM. png

Captura de pantalla 2017-12-09 a las 11.14.15 AM. png

¿Cuáles son algunas maneras fáciles de consumir frutas y verduras a diario?

A7.4: Tenga tentempiés de frutas y verduras listos y fáciles de coger. Corta pepinos u otras verduras en rodajas y guárdalas en recipientes fáciles de coger. #FoodFri – National WIC Assoc. (@NatWICAssoc) 8 de diciembre de 2017

A7.3: Añade verduras picadas a tus platos. Si estás haciendo espaguetis, añade cebolla y pimientos morrones picados a la salsa. Mezclar pimientos con tus huevos revueltos es otra buena forma de añadir verduras a tu dieta. #FoodFri – National WIC Assoc. (@NatWICAssoc) 8 de diciembre de 2017

Captura de pantalla 2017-12-09 a las 11.15.31 AM. png

Algunos padres incluso dijeron que incorporan verduras a escondidas, ¡como guisantes y calabaza en macarrones con queso!

Cómo incorporas frutas y verduras a tu dieta? Compártelo en los comentarios.

¿Quieres saber más sobre cómo WIC ayuda a las familias? Visite NWICA. org y sígalos en Twitter y Facebook.

¿Estás siguiendo MomsRising en Instagram y Facebook?

¡Asegúrese de mantener un ojo hacia fuera para #FoodFri en Twitter!

¿No llegas a las 5 raciones diarias recomendadas? Aquí tienes unos sencillos consejos que te ayudarán a hacerlo mejor.

Sé que probablemente estés cansado de oírme decirte que comas más verduras. Pero la verdad es que la mayoría de la gent e-a pesar de sus mejores intenciones – no se acerca ni de lejos a las cinco raciones de verdura diarias recomendadas. El adolescente medio come menos de dos raciones de verdura al día, y una de ellas suele ser patatas fritas. Los adultos lo hacen un poco mejor, pero no mucho.

Si lleva un tiempo escuchando el programa, sabrá todas las cosas fantásticas que ofrecen las verduras. Aunque por lo general sólo aportan un pequeño porcentaje de las calorías diarias, en ellas se encuentra la mayor parte de los nutrientes, sobre todo antioxidantes y muchos otros compuestos anticancerígenos, antienvejecimiento y, en general, beneficiosos para la salud.

Si sólo tomas un par de raciones de verduras al día, te estás perdiendo muchas cosas buenas. Sé que quieres hacerlo mejor. Por eso, voy a darte algunos consejos prácticos que pueden ayudarte a tomar más verduras cada día.

Necesitas 5 raciones de verdura al día

Cinco raciones de verdura al día puede parecer mucho pedir. Ten en cuenta que sólo media taza de la mayoría de las verduras cocidas o una taza entera de verduras de hoja verde crudas cuentan como una ración. Media taza tiene aproximadamente el tamaño de una bola de helado. Una taza entera tiene aproximadamente el tamaño de una pelota de béisbol. Así que una ensalada de buen tamaño puede contar fácilmente como una ración y media o dos.

En realidad, no es tan difícil llegar a las cinco raciones, pero puede que tengas que modificar algunos de tus hábitos habituales. Permítame guiarle a través de un día típico y mostrarle lo fácil que puede ser.

Cómo desayunar verduras

¿Verduras en el desayuno? Por supuesto. Una tortilla rellena de pimientos y cebollas, espárragos o cualquier otra verdura es una forma deliciosa de disfrutar de las verduras en el desayuno.

Aún más sencillo, cubre unos huevos revueltos con media taza de salsa. Cualquiera que haya vivido en el suroeste sabe que la salsa y los huevos saben muy bien juntos. Si no te gusta el picante por la mañana, elige una salsa suave. Si tienes poco tiempo, enrolla todo en una tortilla y llévatelo.

¿Lo ves? Ya has recorrido una quinta parte del camino hacia tu objetivo, ¡y sólo son las 8 de la mañana!

Cómo comer más verduras a mediodía

Por favor, no señale esa única hoja de lechuga o esa rodaja de tomate en su sándwich e intente hacerla pasar por una ración de verduras. Si vas a comerte un sándwich, colócale más o menos medio centímetro de lechuga o, mejor aún, espinacas. Eso es una ración. O, si lo prefieres, sal de la rutina del bocadillo y come una ensalada o un plato de sopa de verduras.

Si necesitas dejar de comer guisantes congelados, empieza por aquí.

Desde las verduras de hoja verde hasta las crucíferas, las hortalizas son un pequeño regalo de la naturaleza para los seres humanos. Repletas de antioxidantes, fibra, vitaminas del grupo B y minerales cruciales para el sistema inmunitario, son el “verdadero negocio” que puede tener un gran impacto en tu salud. ¿Lo mejor de las verduras? Cuanto más comas de todas ellas, mejor estarás. Innumerables estudios han relacionado los beneficios de una mayor ingesta de verduras con un menor riesgo de enfermedades crónicas, como las cardiopatías, la diabetes y los cánceres relacionados con el estilo de vida. Además, los datos observacionales han relacionado el consumo adecuado de verduras (al menos cinco raciones al día) con un mejor estado de ánimo y sentimientos de felicidad y satisfacción.

Dado que contienen mucha agua, las verduras también son esenciales para la hidratación y la digestión, al tiempo que proporcionan combustible para que las bacterias beneficiosas del cuerpo sobrevivan y prosperen. ¿Lo único que hay que reducir al mínimo? Empanar y freír las verduras, que convierten un alimento nutritivo en un vehículo de carbohidratos refinados y grasas saturadas adicionales. Si las preparas con estos métodos con frecuencia, el resultado puede ser muy elevado. De lo contrario, elige una variedad de verduras para darle un sabor nutritivo a tus comidas. Cocina los productos frescos y congelados al vapor, a la plancha, salteados o asados, o disfrútalos crudos. Si optas por las conservas, elige las que no contengan azúcar ni sodio añadidos. Aquí tienes una lista de nuestras verduras favoritas, pero tenlo en cuenta: Cualquier verdura puede formar parte de su menú, así que elija las que más le gusten y utilice el resto como inspiración para futuras comidas y tentempiés que pueda disfrutar de formas sabrosas.

Soluciones de coaching sanitario para particulares, pequeñas empresas y proveedores de atención primaria

Inicio

Acerca de

Coaching

Programas PSOriaticos

Lamentablemente, demasiados estadounidenses tienen problemas para poner en práctica estos conocimientos. ¿A quién conoces que realmente tome cinco o más (énfasis en el “más”) raciones al día? Muchos piensan que es demasiado caro aprovechar el poder de PRODUCE. ¿Sabías que puedes comprar tres raciones de fruta y cuatro de verdura por menos de 2 dólares al día? Los clientes de Health Coach a menudo mencionan las siguientes preocupaciones: El tiempo de preparación, el desconocimiento y los viejos hábitos como obstáculos para comer más frutas y verduras. He aquí algunos consejos profesionales de Health Coach para superar estas barreras y disfrutar de alimentos deliciosos y saludables.

1. 1. Conozca sus necesidades. Las directrices recomiendan un mínimo de 2 tazas de fruta y 2½ tazas de verdura al día. Más es mejor.

2. 2. Fíjese un objetivo. Si la fruta y la verdura son elementos secundarios en su menú, empiece comiendo una fruta o verdura más al día. Cuando te acostumbres, añade más.

3. Introdúzcalas a hurtadillas. Añadir zanahorias o calabacines finamente rallados a la salsa de la pasta, al pastel de carne, al chili o a un guiso es una forma de conseguir una ración extra de verduras.

4. Prueba cosas nuevas. Es fácil cansarse de lo de siempre. Prueba con mango, piña o algo más exótico.

5. Bátelo. Un batido de frutas (receta AQUÍ) es una forma deliciosa de empezar el día o de aguantar hasta la cena.

6. Moja. Prueba a mojar verduras en hummus u otra pasta para untar, o en yogur con especias. O prueba con un poco de mantequilla de cacahuete sobre un plátano o rodajas de manzana.

7. Para untar. Prueba a untar aguacate triturado con dados de tomate y cebolla. Las judías cocidas en puré también son un delicioso dip.

8. Desayuno inteligente. Cambia el donut matutino por una tortilla con verduras. O añade fresas, arándanos o frutos secos a tus cereales o copos de avena.

9. Bebe. Tomar un vaso de 6 onzas de zumo de verduras bajo en sodio en lugar de un refresco te proporciona una ración completa de verduras.

10. Caliéntalo. Corta cebollas, zanahorias, calabacines, espárragos, nabo s-lo que tengas-, úntalos con un mínimo de aceite de oliva, añade un chorrito de vinagre balsámico y ásalos a 350° hasta que estén hechos. Utiliza las verduras asadas o a la parrilla como guarnición, añádelas a tus comidas.

11. Cultivar fuera: . Los supermercados ofrecen una selección cada vez mayor de productos preparados, ensaladas, mezclas congeladas para salteados y frutas y verduras.

  • 12. Condimenta las verduras con especias, frutos secos picados, vinagre balsámico, aceite de oliva o un aceite especial como el de nuez o sésamo (con moderación).
  • L. E.A. N. Start HealthyFamilie s-Taller electrónico virtual
  • Este es mi sitio web de negocios y blog donde comparto contenido de estilo de vida de salud + bienestar. Existe un consentimiento implícito ya que los lectores utilizan el contenido de este blog/sitio web bajo su propia responsabilidad. Consulte siempre a un médico antes de iniciar cualquier programa de acondicionamiento físico o nutrición. Los entrenadores de salud certificados motivan, capacitan y educan. Acompañan a sus clientes en su camino hacia la salud como compañeros responsables. Los entrenadores de salud no diagnostican, prescriben ni tratan enfermedades. Gracias por visitarnos – El Embajador de la Ciudad FriscoFIT
    • Más Artículos

    Cómo aumentar el colágeno debajo de los ojos

    ¿Cómo produce colágeno el cuerpo?

    La diferencia entre Retinol y Retin-A

    ¿Cuáles son las Causas de los Bajos Niveles de Hierro en un Recuento Sanguíneo Bajo y Pérdida de Peso?

    Funciones del Colágeno

    La elasticidad y la estructura de la piel se mantienen gracias a dos proteínas vitales llamadas elastina y colágeno. Estas proteínas constituyen casi el 25 por ciento del total de proteínas de su cuerpo. A medida que envejecemos, disminuyen. Saber cómo aumentar estas proteínas vitales le ayudará a mantener una piel sana y joven. Existen algunos métodos seguros y eficaces que pueden ayudarle a aumentar la producción de elastina y colágeno.

    Utilice una crema exfoliante para exfoliar la piel. El proceso de exfoliación consiste en eliminar las células muertas de la capa superficial de la piel. También estimula la producción de elastina y colágeno nuevos y proporciona a su piel un aspecto más joven.

    Cómo estimular el colágeno bajo los ojos

    Tome un suplemento de vitamina C (ácido ascórbico) todos los días, recomienda el Dr. Fredric Brendt, autor de “Age-less: The Definitive Guide to Botox, Collagen, Lasers, Peels and Other Solutions for Flawless Skin”. Esta vitamina es vital en la producción de elastina y colágeno 12. Una deficiencia de ácido ascórbico puede debilitar las fibras de elastina. La dosis recomendada de vitamina C es una cápsula de 500 mg una vez al día para ayudar a mantener las estructuras celulares que mantienen las fibras de su cutis fuertes y sanas. Además, consuma alimentos ricos en vitamina C, como brócoli, kiwi, pimientos y cítricos.

    Añade una o dos raciones de proteínas saludables a tu dieta cada día para ayudar a estimular la producción de colágeno y elastina. Tanto la masa muscular como el colágeno y la elastina de la piel se componen de proteínas. Entre los alimentos saludables ricos en proteínas se encuentran el tofu, los frutos secos, las semillas, la leche y el requesón.

    Cómo produce colágeno el cuerpo