Categories
es

Cómo asumir riesgos calculados para alcanzar el éxito

Guía del empresario para asumir riesgos calculados

No todos los riesgos son iguales en los negocios. Hay una gran diferencia entre el riesgo bueno y el riesgo malo. El primero es calculado, mientras que el segundo es insensato.

¿Sabe distinguir uno de otro? Aprender a equilibrar los pros y los contras y tomar decisiones bien pensadas para su empresa requiere perfeccionar sus habilidades de cálculo del riesgo.

Riesgo bueno frente a riesgo malo

Comprender la delgada línea que separa a ambos puede suponer la diferencia entre decisiones empresariales acertadas y errores por descuido.

Muchas personas crecen creyendo que asumir riesgos es un rasgo negativo. Padres, profesores y administradores identifican a los niños rebeldes en la escuela o a los traviesos en la iglesia como un problema, pero estos individuos también pueden haber sido personas que asumen riesgos.

Y el riesgo es una parte esencial de la vida. Si las personas interiorizaron esas lecciones juveniles de que la rebeldía y la asunción de riesgos son malas, afectará a su forma de dirigir los negocios si se convierten en directores generales y ejecutivos.

Cuando las personas comprenden los aspectos saludables de asumir riesgos, pueden empezar a desarrollar métodos para asumir riesgos inteligentes que mejoren su negocio.

Una lección objetiva

Igor Salindrija, empresario de éxito y Consejero Delegado de AskGamblers. com, tiene experiencia en asumir riesgos. “Mi modelo de negocio es sencillo: tomar decisiones hoy para adelantarse a la competencia en el futuro”, afirma Salindrija. “Conozco las recompensas de asumir riesgos calculados y me empujo regularmente a salir de mi zona de confort. Es una fórmula que me ha funcionado, y es lo que aconsejo a otros directores generales que hagan también.”

Los riesgos beneficiosos requieren una planificación cuidadosa. El mal riesgo suele ser producto de la irreflexión. Afortunadamente, la mayoría de los directores generales y propietarios de empresas no habrían llegado a su posición actual si tomaran habitualmente este último tipo de decisiones.

El buen riesgo es el producto de la evaluación de las necesidades, la identificación de las áreas que necesitan mejoras, la formulación de planes estratégicos y la ejecución de iniciativas anticipando los errores.

Cómo asumir riesgos calculados para tener éxito

Todos los empresarios de éxito deben aprender el arte de asumir riesgos calculados. Puede que esta práctica no surja de forma natural, pero es esencial para el progreso y la longevidad.

Siga esta guía paso a paso para tomar decisiones productivas para su empresa.

Para una empresa, el riesgo puede descubrir nuevos mercados, nuevos públicos y nuevas capacidades. El riesgo obliga a los líderes a dejar a un lado sus miedos y dar pasos hacia el éxito futuro. Muchas personas tienen la tentación de ceder a la voz en su cabeza que dice: “no es el momento adecuado” o “esto no funcionó la última vez”. Aprender a dejar atrás esas inseguridades conducirá a nuevos niveles de éxito.

Los líderes deben esforzarse por mantener las relaciones y la comunicación, pero dejar atrás los detalles y pasar a la acción. Es sensato reunirse con asesores y llevar a cabo sesiones de intercambio de ideas para futuras iniciativas, pero también hay que superar la fase de planificación si realmente se quiere marcar la diferencia en el futuro de la empresa.

Independientemente del resultado, debe seguir aceptando el proceso de asumir riesgos como una función beneficiosa del plan de juego de la empresa. La práctica de asumir riesgos, en última instancia, genera confianza y éxito a medida que una empresa aprende a diferenciarse de la competencia.