Categories
es

Cómo calmar a tu crítico interior en segundos

Cómo librarnos de los pensamientos persistentes que nos dicen que no somos lo suficientemente buenos

LO BÁSICO

La mayoría de nosotros estamos familiarizados con esos pensamientos persistentes que nos dicen que no somos lo bastante buenos, que ponen en duda nuestros objetivos y socavan nuestros logros. Estos pensamientos pueden estar ahí para saludarnos cuando nos miramos por primera vez en el espejo por la mañana. “Eres tan poco atractiva. Estás gordo. Qué vago. Mira tu pelo, tus caderas, tu cintura”.

Este crítico interior puede encontrarse contigo en el trabajo. “Estás bajo demasiada presión. Nunca lo harás todo. Nadie se fija en ti. Deberías rendirte”.

Incluso está ahí para criticar tus relaciones más cercanas. “No te quiere de verdad. Nadie podría preocuparse por ti. Nunca durará. No seas vulnerable”.

Cada persona está dividida; una parte de nosotros está dirigida a un objetivo y es dueña de sí misma, mientras que otra parte es autocrítica, se niega a sí misma e incluso es autodestructiva. Este “anti-yo” perpetúa un proceso de pensamiento negativo, al que mi padre, el psicólogo y escritor Robert Firestone, se refiere como la “voz interior crítica”.

La voz interior crítica se forma a partir de dolorosas experiencias vitales tempranas en las que presenciamos o experimentamos actitudes hirientes hacia nosotros o hacia nuestros allegados. A medida que crecemos, adoptamos e integramos inconscientemente este patrón de pensamientos destructivos hacia nosotros mismos y hacia los demás. Cuando no identificamos y nos separamos de este crítico interior, permitimos que afecte a nuestro comportamiento y marque el rumbo de nuestras vidas. Puede sabotear nuestros éxitos o nuestras relaciones, impidiéndonos vivir la vida que queremos llevar y convertirnos en las personas que deseamos ser. Entonces, ¿cómo podemos desafiar a esta voz interior? ¿Cómo podemos reconocer su comentario y diferenciarnos de sus directrices?

¿Qué es la “voz crítica interior”?

Todos poseemos un crítico interior o “voz interior crítica”. Experimentamos esta “voz” como un comentario interno negativo sobre quiénes somos y cómo nos comportamos.

Entre las voces críticas internas más comunes se incluyen:

  • “Eres feo”.
  • “Eres estúpido”.
  • “Estás gordo”.
  • “Te pasa algo”.
  • “Eres diferente a los demás”.

Puedes empezar a superar este crítico interior siguiendo un ejercicio de cuatro pasos.

¿Cómo puedes superar este crítico interior?

Paso 1: Intenta identificar lo que te dice tu voz crítica interior. Reconozca que este proceso de pensamiento está separado de su verdadero punto de vista. Recuerda que tu voz crítica interior no es un reflejo de la realidad. Es un punto de vista que adoptaste basándote en experiencias vitales tempranas destructivas y en actitudes dirigidas hacia ti que has interiorizado como tu propio punto de vista.

Paso 2: Una forma de ayudarte a diferenciarte de tu voz interior crítica es escribir estos pensamientos en segunda persona (como afirmaciones “tú”). Por ejemplo, un pensamiento como “No puedo hacer nada bien. Nunca tendré éxito” debería escribirse como “No puedes hacer nada bien. Nunca tendrás éxito”. Esto te ayudará a ver estos pensamientos como un punto de vista ajeno y no como afirmaciones verdaderas. Fíjate en lo hostil que puede llegar a ser este enemigo interno.

Paso 3: Puedes responder a tu crítico interno escribiendo una evaluación más realista y compasiva de ti mismo. Escriba estas respuestas en primera persona (como afirmaciones “yo”). En respuesta a un pensamiento como: “Eres un idiota”, podrías escribir: “Puede que me cueste a veces, pero soy inteligente y competente en muchos aspectos”. Este ejercicio no está pensado para engrandecerte o subirte el ego, sino para mostrar una actitud más amable y honesta hacia ti mismo.

Paso 4: Recuerda no actuar siguiendo las directrices de tu crítico interior. Emprende acciones que representen tu propio punto de vista, lo que quieres ser y lo que te propones conseguir. Tu voz crítica interior puede hacerse más fuerte, diciéndote que te mantengas a raya o que no te arriesgues. Sin embargo, si identificas este proceso de pensamiento destructivo, te separas de él y actúas en contra, te harás más fuerte y tu crítico interior se debilitará.