Categories
es

Cómo prevenir la niebla mental inducida por la dieta

Decidimos empezar a comer sano y todo va bien durante un tiempo. Entonces, un día estresante nos damos cuenta de que no tenemos nada para cenar. Tenemos hambre, estamos cansados y no se nos ocurre nada sano que comer. La nevera parece vacía y nos cuesta recordar por qué queríamos comer sano.

Esto es lo que me gusta llamar “niebla mental” o “niebla cerebral” inducida por la dieta.

Es la sensación que tenemos cuando tenemos hambre, no se nos ocurre nada sano que comer y apenas recordamos por qué queremos evitar los alimentos poco saludables.

Cuando esto ocurre, nuestras probabilidades de darnos un atracón de comida basura aumentan considerablemente.

No es cuestión de “si”, sino de “cuándo”

Este estado mental ocurrirá más pronto que tarde. ¿Tienes miedo? Deberías estarlo.

Pero no hay necesidad de entrar en pánico porque tengo algunos consejos que pueden evitar este tipo de situación.

Se trata de escribir soluciones a tus problemas mientras estás lúcido y tenerlas a mano cuando tu cerebro decida de repente convertirse en un vegetal orgánico.

Hay cinco listas diferentes que pueden ayudarte.

Planificar las comidas con antelación

Planificar las comidas con antelación puede hacer maravillas. Nunca tendrá que preocuparse por lo que desayunará, almorzará o cenará porque ya lo ha planificado.

Puede hacerlo una vez a la semana, una vez cada dos semanas o quizás sólo unos días antes.

De este modo, sabrá lo que tiene que comprar en el supermercado y no se encontrará con un hambre voraz delante de una nevera vacía (o de una colorida y tentadora máquina expendedora).

Anota lo que pierdes al evitar la mala comida

Te recomiendo que escribas una lista de los sacrificios que haces al evitar los alimentos poco saludables.

Puede incluir cosas como “no puedo comer pasteles en las fiestas de cumpleaños”, “no puedo comer para no sentirme triste” o “tendré que reducir mi comida favorita, la pizza”.

Anota lo que ganas eligiendo alimentos sanos

Esta lista debe incluir todos los beneficios que cree que obtendrá al comer alimentos saludables para estimular su metabolismo.

Esta lista podría incluir cosas como: “Me veré bien con ropa”, “Me veré bien desnudo”, “Me sentiré cómodo en mi propia piel”, “No sentiré que la gente me juzga” y “Viviré una vida más larga y saludable”.

Compare estas dos listas y tome una decisión informada

Estas dos listas son los hechos. Las escribiste cuando estabas plenamente consciente y lúcido. Ahora mira las dos listas y compáralas.

¿Cuál es más importante para usted? ¿Lo que pierdes evitando la comida basura o lo que ganas comiendo alimentos sanos?

Tome una decisión lógica. Lo más probable es que pienses que los beneficios de comer sano superan con creces a los aspectos negativos. Escríbelo en tu lista.

Podría decir algo como “He tomado la decisión lógica de que los beneficios de llevar una dieta sana superan con creces a los negativos”.

Dilo en voz alta y repítelo unas cuantas veces.

Una lista de lugares de comida rápida saludable

En realidad hay muchos sitios de “comida rápida” que sirven comida sana.

Un lugar al que me gusta ir sirve alimentos que son en su mayoría no procesados, orgánicos y hechos con ingredientes que son naturales.

Muchos lugares que suelen servir comida poco saludable tienen opciones más sanas. Muchas hamburgueserías también sirven filetes con patatas asadas. Algunos tienen huevos con bacon o ensalada de pollo.

Mira a tu alrededor, llama, pregunta a tus amigos, busca en Internet. Encontrarás estos lugares si buscas.

Anótalos. Ten una lista de 5-10 sitios de “comida rápida” en los que puedas comer y que sean alternativas razonables a una comida sana y casera.

Una lista de comidas “sucias

A veces, tenemos antojos de algo energético y “sucio” como una hamburguesa o una pizza.

Cuando esto ocurre, incluso podemos sentir asco ante la idea de comer cosas sanas como pescado o verduras.

En esos momentos, tener una lista de comidas “sucias” pero relativamente sanas puede ayudarnos.

Mis platos favoritos son

  • 5-6 huevos, fritos en mantequilla, mezclados con queso graso y ajo. Fríe hasta que el queso adquiera una textura gratinada.
  • Carne picada, frita en mantequilla con queso graso, sal, pimienta y un poco de ajo. Freír hasta que el queso adquiera una textura gratinada.

Estas comidas saben un poco como si estuvieran relacionadas con la comida basura, pero en realidad son opciones mucho mejores que la comida basura real.

Tu manual de emergencia

Te recomiendo que escribas estas listas en tu ordenador y las imprimas. Posiblemente imprima varias copias.

Llévalas contigo donde las puedas necesitar: en la guantera, en la nevera (o escondidas cerca de ella), en tu escritorio del trabajo.

Considéralo como tu manual de emergencia. Es tu manual de referencia sobre qué hacer para sobrevivir a una “emergencia” de antojo de comida basura.

Cuando se instala la niebla mental, tener listas como éstas para recordarte por qué estás comiendo sano y qué puedes hacer para conseguir una comida saludable puede literalmente hacer o deshacer tus esfuerzos de pérdida de peso.

17 Ago 6 maneras de ahuyentar la niebla mental premenstrual

He recibido esta pregunta de Jenny, una lectora de Hormonología:

“¿Existe algún alimento o suplemento que reduzca la niebla cerebral y los olvidos de la Semana 4?”.

Mi respuesta: ¡Sí! De hecho, hay bastantes alimentos, bebidas, suplementos y actividades que pueden despejar las telarañas y reducir la niebla cerebral premenstrual de la Semana 4 y los olvidos causados por la sedación de la progesterona y la caída de los estrógenos.

He aquí 6 de mis potenciadores favoritos del cerebro y la memoria:

1. 1. Té verde: Tiene una cantidad mucho menor de cafeína que el té negro y el café, y esto es bueno porque demasiada cafeína en la semana premenstrual puede empeorar la irritabilidad y el mal humor. Sin embargo, contiene la cantidad justa de cafeína para darte un ligero estímulo, además de l-teanina, que calma (pero sin cansar) y ayuda a concentrarse. El té verde también es rico en ciertos compuestos llamados catequina s-el más reconocido es el EGCG – que agudizan la memoria y aumentan la concentración.

2. Chocolate negro (cuanto más oscuro, mejor): Aunque mucha gente sabe que el chocolate parece tener un efecto energizante, la mayoría lo atribuye erróneamente a la cafeína. En realidad, el chocolate sólo contiene una pequeña cantidad de cafeína. El subidón energético se debe a los compuestos del chocolate que desencadenan la producción en el cerebro de sustancias químicas que mejoran el estado de ánimo, como las endorfinas y la serotonina, y a la teobromina del chocolate, que es un estimulante suave. El chocolate también im

4.Coenzima Q10 (CoQ10): No mucha gente conoce este suplemento vitamínico, pero yo lo tomo desde hace años para prevenir las migrañas. También se ha demostrado que aumenta los niveles de energía al ayudar a reactivar las “centrales energéticas” (mitocondrias) de las células del cuerpo. La dosis generalmente recomendada (y la que yo tomo) es de 100 mg. tres veces al día durante todo el ciclo.

5. Mastica chicle: Suena demasiado simpl e-y quizá demasiado tonto – para que funcione, pero numerosos estudios demuestran que el movimiento rítmico del chicle envía oxígeno energizante al cerebro, mejorando la energía mental y la concentración. Algunas investigaciones sugieren que los chicles con sabor a menta o hierbabuena son los que tienen un mayor efecto de agudización cerebral, pero otras investigaciones sugieren que cualquier otro sabor también funciona.

6. Duerma mejor: Durante la semana premenstrual, duermes peor, ya que el descenso de estrógenos disminuye el nivel de serotonina reguladora del sueño en el cerebro y te hace más sensible a olores, sonidos, luz y cualquier otra cosa que pueda mantenerte despierta, y esto afecta a tu energía mental y física. Por lo tanto, intenta acabar con los ladrones de sueño premenstruales más comunes: Elimine los olores nocivos abriendo una ventana para ventilar la habitación, lavando la ropa de cama y sacando las cosas malolientes (como la ropa sucia) del dormitorio. Enmascare los sonidos que perturban el sueño (como los ladridos del perro o el tráfico) con un aparato de ruido blanco o un ventilador. Relájate para alcanzar fases más profundas del sueño meditando, haciendo yoga, aplicándote aceite esencial de lavanda o tomando un té de manzanilla dos horas antes de acostarte (para que tengas tiempo de vaciar la vejiga). Asegúrate de que la habitación está totalmente a oscuras o ponte un antifaz para dormir. Y haz cualquier otra cosa que pueda ayudarte a conseguir un sueño más profundo y reparador.

¡No te pierdas ningún consejo de Hormonología! Suscríbete al boletín gratuito de Hormonología y recibe consejos útiles y las últimas investigaciones en tu bandeja de entrada: Es justo lo que estaba esperando. ¡Apúntame!

Foto: seeyou/Shutterstock. com

¿Le cuesta concentrarse? ¿Esto se combina con problemas de memoria y de la función cognitiva en general? Si es así, puede que estés sufriendo lo que se conoce como “niebla cerebral”.

Aunque son difíciles de describir, los síntomas

síntomas de la niebla cerebral incluyen falta de memoria, problemas para pensar, dificultad para concentrarse, dificultad para comunicarse y pensamientos confusos. Hay varias enfermedades asociadas a la niebla cerebral, como la celiaquía, el síndrome de fatiga crónica, la fibromialgia, los trastornos del espectro autista, la enfermedad de Alzheimer, el síndrome de taquicardia postural, la mastocitosis y otros trastornos neuropsiquiátricos. Muchos pacientes sometidos a quimioterapia también afirman experimentar niebla cerebral, algo que suele denominarse quimiocerebro o quimio niebla.¿Qué tienen en común estos trastornos? ¿Y por qué provocan un deterioro cognitivo de leve a moderado? Hay muchas posibles razones subyacentes a la niebla cerebral, aunque

inflamación del cerebro puede ser uno de los principales factores. Esta disfunción también puede deberse a deficiencias en la forma en que el cerebro procesa la información o a un flujo sanguíneo reducido en el cerebro.Entonces, ¿qué se puede hacer para mejorar la niebla cerebral? Pues bien, eliminar ciertos alimentos que provocan una inflamación sistémica y neuroinflamatoria, como el

glutenUn paso importante es eliminar los alimentos a los que se es alérgico, los carbohidratos altamente procesados y ciertos aditivos.También debe asegurarse de nutrir su cerebro proporcionándole los

principales nutrientesque necesita para funcionar eficazmente: antioxidantes, ácidos grasos omega-3, vitamina E, vitamina D y las vitaminas del grupo B. Incorpore algunos o todos los alimentos siguientes para combatir la niebla cerebral y mejorar su salud cognitiva. Salmón

El salmón es una rica fuente de ácidos grasos omega-3. Hay dos ácidos grasos omega-3: EPA (ácido eicosapentaenoico) y DHA (ácido docosahexaenoico). El DHA es el que se encuentra en el cerebro, y participa en varias

funciones clave en el cerebrocomo la neuroplasticidad, la diferenciación neuronal, la neurogénesis y la integridad de las membranas. Cuando alguna de estas funciones se interrumpe, puede producirse un deterioro de los procesos y la función cerebrales. Por lo tanto, no sólo se necesitan ácidos grasos omega-3, sino también DHA. Para ayudar aún más a mejorar la niebla cerebral los ácidos grasos omega-3 también reducen la inflamación del cerebro.El salmón es famoso por su gran cantidad de ácidos grasos beneficiosos, especialmente DHA (2,208 gramos por medio filete). Además, el salmón también es una rica fuente de las

vitaminas B y vitamina D. Sólo asegúrate de elegir salmón salvaje. Aguacate

Los aguacates son ricos en muchos nutrientes saludables para el cerebro, como

grasas saludables y vitamina E. Los aguacates son una fuente de ácido oleico, la grasa buena asociada a los beneficios saludables del aceite de oliva. En un estudio, la ingesta de aceite de aguacate redujo el estrés oxidativoincluyendo la peroxidación lipídica, y previno la disfunción mitocondrial en el cerebro de ratas diabéticas. El estrés oxidativo está asociado al deterioro cognitivo leve y a la enfermedad de Alzheimer, por lo que es posible que también desempeñe un papel en el desarrollo de la niebla cerebral asociada a otros trastornos. Al consumir alimentos que mitigan el estrés oxidativo, como los aguacates, se previenen algunos de los daños que podrían provocar la niebla cerebral y otras disfunciones cognitivas. Arándanos

Como ya se ha mencionado, los antioxidantes son necesarios para la salud cerebral. El alto nivel de actividad de las neuronas se traduce en una mayor necesidad de mitocondrias, la fuente de energía de la célula. Como tal, hay un suministro constante tanto de energía en forma de ATP como de

especies reactivas del oxígeno (ROS). Aunque las ROS tienen una finalidad fisiológica, también contribuyen al estrés oxidativo. Cuando el estrés oxidativo supera la capacidad antioxidante del organismo, surgen los problemas. Los antioxidantes contrarrestan el estrés oxidativo y reducen la inflamación, que contribuye a varios trastornos neuropsiquiátricosy, potencialmente, a la niebla cerebral.Los arándanos son una de las frutas con mayores niveles de antioxidantes, pero hay muchos otros alimentos entre los que elegir para obtener abundantes cantidades de antioxidantes saludables para el cerebro

antioxidantescomo granadas, ciruelas, uvas, cerezas, col rizada, remolacha, moras, fresas, té verde y cacao. Nueces

Los frutos secos y las semillas también contribuyen a combatir la niebla cerebral. En estudios epidemiológicos, quienes consumen más

frutas, verduras y frutos secos tenían mejor salud cognitiva que los que no lo hacían. Lo más probable es que esto se deba a los muchos fitoquímicos que se encuentran en los alimentos de origen vegetal.Las nueces, en particular, merecen estar en tu arsenal para combatir la niebla cerebral, siempre que no seas alérgico, gracias a las altas cantidades de ácidos grasos omega-3 y antioxidantes. Los estudios han demostrado que el consumo de nueces reduce la neuroinflamación y el estrés oxidativo, y mejora la señalización interneuronal.

la señalización interneuronal y la neurogénesis. Agua

Aunque técnicamente no es un alimento, el agua es un nutriente esencial para el cerebro. En un estudio, uno de los

principales desencadenantes de laen pacientes con síndrome de taquicardia postural fue la deshidratación. Esto tiene sentido, ya que la deshidratación conduce al encogimiento del cerebro y al aumento del volumen ventricular.En un estudio que analizó los efectos de la

deshidratación en el rendimiento cognitivo en adolescentes sanos, los investigadores descubrieron que, aunque la función cognitiva no se veía afectada inmediatamente, el cerebro requería más esfuerzo para realizar la misma tarea. Aunque el cerebro podría adaptarse a corto plazo, la deshidratación crónica podría provocar un déficit en la función cerebral y contribuir a las sensaciones asociadas con la niebla cerebral.Por lo tanto, antes incluso de empezar a decidir qué alimentos añadir o eliminar de su dieta, asegúrese de estar adecuadamente hidratado. Lo ideal es beber agua filtrada. Puede infusionarla con limón, otras frutas frescas y hierbas si no le gusta el sabor del agua. Evita beber demasiados zumos, café y té, y no recurras a los refrescos cuando necesites beber algo.

A la hora de decidir qué alimentos comer para combatir la niebla mental, recurra a los ricos en antioxidantes, las vitaminas B, los ácidos grasos omega-3, la vitamina E y la vitamina D. Céntrese en consumir mucha fruta, verdura, frutos secos y semillas, y reduzca al mínimo los alimentos que contribuyen a la inflamación, como el azúcar y el gluten.

La niebla mental suele describirse como una sensación de “cabeza nublada”.

Entre los trastornos más comunes de la niebla mental se encuentran la falta de memoria, la dificultad para enfocar o concentrarse y la dificultad para articular palabra.

Imagínese que pudiera concentrar la energía de su cerebro en un rayo brillante y enfocarlo como un láser hacia cualquier cosa que desee conseguir.

A muchas personas les cuesta concentrarse. Y cuando no puedes concentrarte, todo lo que haces es más difícil y lleva más tiempo del que te gustaría.

El desorden crea estrés.

Existe una estrecha relación entre tu espacio físico y tu espacio mental.

El desorden es perjudicial para la mente y la salud. Puede crear ansiedad de bajo nivel a largo plazo.

Cuando el libro El arte japonés de reorganizar y desordenar , de Marie Condo, se convirtió en un éxito de ventas, no fue demasiado sorprendente.

Todos buscamos formas de crear vidas más significativas con menos cosas que nos distraigan.

Deshazte del desorden en tu oficina, en tu escritorio, en tu habitación, y enviarás un claro mensaje de calma directamente a tu cerebro.

Empieza a ordenar hoy mismo en pequeñas dosis. No vas a limpiar todo tu espacio en un día, así que empieza poco a poco para convertirlo en un hábito diario que se mantenga.

Prepárate para el éxito elaborando un plan y centrándote en las áreas específicas que vas a ordenar, limpiar y organizar durante un periodo de tiempo prolongado.

La capacidad multitarea es una falsa medalla de honor.

Cambiar de tarea tiene un coste muy alto.

Tu concentración se resiente cuando realizas varias tareas a la vez.

Compromete el tiempo real que pasas haciendo un trabajo productivo, porque estás continuamente descargando y recargando el hipocampo/memoria a corto plazo.

Las investigaciones demuestran que el cambio de tareas quema más calorías y fatiga el cerebro, lo que reduce la capacidad general de pensamiento y trabajo productivos.

Comprométase a completar una tarea cada vez.

Elimina las posibles distracciones (como silenciar el móvil o apagar las alertas del correo electrónico) antes de empezar a trabajar en profundidad para evitar la tentación de cambiar de tarea.

Utiliza el método 3 a 1

Reduce a tres las tareas más importantes y dedícale toda tu atención durante un tiempo.

Permítete rotar entre las tres tareas para conseguir un buen equilibrio entre concentración y variedad.

Desconecta. Tu productividad, tu creatividad y tu próxima gran idea dependen de ello.

La urgencia arruina la productividad. Las tareas urgentes pero sin importancia son grandes distracciones.

Las distracciones de última hora no son necesariamente prioridades.

A veces las tareas importantes te miran a la cara, pero las descuidas y respondes a cosas urgentes pero sin importancia.

Hay que invertir esa tendencia. Es una de las únicas formas de dominar tu tiempo.

Tu capacidad para distinguir las tareas urgentes de las importantes tiene mucho que ver con tu éxito.

Las tareas importantes son cosas que contribuyen a tu misión, valores y objetivos a largo plazo. Separar estas diferencias es bastante sencillo de hacer una vez, pero hacerlo continuamente puede ser difícil.

La comodidad proporciona un estado de seguridad mental.

Cuando estás cómodo y la vida es buena, tu cerebro puede liberar sustancias químicas como la dopamina y la serotonina, que provocan sentimientos de felicidad.

Pero a largo plazo, la comodidad es mala para el cerebro.

Sin estimulación mental, las dendritas, las conexiones entre neuronas cerebrales que mantienen el flujo de información, se encogen o desaparecen por completo.

Una vida activa aumenta las redes de dendritas y también la capacidad de regeneración del cerebro, lo que se conoce como plasticidad.

“El abandono del aprendizaje intenso lleva a los sistemas de plasticidad a consumirse”, afirma Norman Doidge en su libro El cerebro que cambia por sí mismo.

Michael Merzenich, pionero de la investigación sobre la plasticidad y autor de Soft-wired: How the New Science of Brain Plasticity Can Change Your Life, afirma que ir más allá de lo conocido es esencial para la salud cerebral.

“La voluntad de salir de la zona de confort es la clave para mantener el cerebro nuevo”, afirma.

Buscar nuevas experiencias, aprender nuevas habilidades y abrir la puerta a nuevas ideas nos inspira y educa de un modo que mejora la claridad mental.

Estar sentado todo el día, todos los días, es peligroso.

Lo ames o lo odies, la actividad física puede tener potentes efectos sobre tu cerebro y tu estado de ánimo.

A menudo se dice que el cerebro es “como un músculo”. Necesita ejercitarse para rendir mejor.

Las investigaciones demuestran que mover el cuerpo puede mejorar la función cognitiva.

30-45 minutos de caminata a paso ligero, tres veces por semana, pueden ayudar a combatir el desgaste mental.

Lo que haces con tu cuerpo repercute en tus facultades mentales.

Encuentre algo que le guste, levántese y hágalo. Y lo más importante, conviértalo en un hábito.

Es extremadamente fácil consumir contenidos.

Estás pasivo. Incluso relajado.

Pero por cada pieza de contenido ilimitado que consumes, detienes una pieza de contenido que podrías haber creado.

Limita tu consumo masivo de medios.

Adopta el hábito de la creación.

Empieza a prestar atención al ruido que dejas que se filtre en tus ojos y oídos.

Pregúntate: ¿esto beneficia a mi vida de alguna manera?

¿Toda esta información me hace más propenso a actuar?

¿Me hace realmente más eficiente? ¿Me hace avanzar de forma significativa?

Deje que la creación determine el consumo.

Deja que la curiosidad te lleve a descubrir y perseguir algo que te interese profundamente. Dedica tiempo a crear algo único.

La cuestión es perderse en el asombro.

Mi nuevo curso, Thinking in Models (Pensar en modelos) está abierto a la inscripción. Está diseñado para ayudarte a pensar con claridad, resolver problemas en múltiples niveles de profundidad y tomar decisiones complejas con confianza. Únase a una comunidad de personas con la misión de pensar con claridad, trabajar mejor, resolver problemas en múltiples niveles de profundidad y tomar decisiones complejas con confianza. Haga clic aquí para obtener más información.

También puedes suscribirte a Postanly Weekly (mi compendio semanal gratuito de los mejores posts sobre el cambio de comportamiento que afecta a tu riqueza, productividad y salud). Suscríbase y reciba una copia gratuita de mi nuevo libro, “The Power of One Percent Better: Pequeños logros, máximos resultados”. Únase a más de 45.000 personas con la misión de construir una vida mejor.

Por Valerie Tunks

Escritora invitada de Wake Up World

Durante mi viaje personal para aprender más sobre los pros y los contras del consumo de gluten, me encontré con un tema común: la nubosidad de la mente, también conocida convencionalmente como niebla mental o “niebla del cerebro”, debido al consumo de alimentos que contienen gluten. Por el contrario, descubrí que muchos de los que omitían el gluten de su dieta, voluntariamente o por recomendación médica, notaban mejoras en la memoria y la claridad mental. Si alguna vez ha metido las llaves del coche en el congelador por error, ha buscado el coche en la zona equivocada del aparcamiento o simplemente no podía pensar con claridad sin motivo aparente, es posible que se sienta identificado.

A menudo atribuidos a una “parte normal del envejecimiento”, los síntomas de la niebla cerebral incluyen confusión leve, falta de memoria y/o incapacidad para pensar con claridad. Pero éste no tiene por qué ser su destino.

Ciertos alimentos como los edulcorantes artificiales y los lácteos se han relacionado con la niebla mental, pero cada vez más médicos están descubriendo que la niebla mental está estrechamente relacionada con la intolerancia al gluten. A las pocas semanas de eliminar el gluten de mi dieta, noté que podía pensar con más claridad.

Por suerte, hay varios alimentos que se han asociado a la mejora del rendimiento cognitivo y que, por naturaleza, no contienen gluten. ¿Cansado de perder las llaves? Aquí tienes seis alimentos a los que puedes recurrir para despejar la niebla mental y potenciar tu salud cerebral:

1. Aguacates

El aguacate es rico en ácido oleico, un ácido graso que interviene en la protección de las neuronas. Junto con otros ácidos grasos omega, el ácido oleico ayuda a formar la vaina de mielina, un revestimiento de las neuronas que ayuda a que la información del cerebro viaje a velocidades de hasta 200 millas por hora. Los aguacates también aumentan el flujo sanguíneo, lo que favorece el funcionamiento del cerebro y mejora la salud del corazón. Echa un poco de aguacate en tu ensalada o unta un poco en tu sándwich y sobrealimenta tu cerebro para esos eventos festivos.

2. Arándanos

También llamados “arándanos cerebrales” por el Dr. Steven Platt, autor de Superfoods Rx: Fourteen Foods Proven to Change Your Life, los arándanos tienen una de las capacidades antioxidantes más altas de todas las frutas y verduras y se sabe que mejoran la memoria y la función cognitiva. Tienen propiedades protectoras de la memoria e incluso se han asociado con la prevención

Una onza al día puede reducir la inflamación, proporcionarte una gran fuente de proteínas y saciar tu apetito. Además de tener un alto contenido en fibra, los frutos secos y las semillas están repletos de vitaminas, minerales y grasas omega que estimulan el cerebro y tienen un efecto positivo en la salud del cerebro y el corazón. Para un tentempié fácil sobre la marcha, elija almendras, nueces, pistachos, semillas de girasol y semillas de calabaza (las semillas de calabaza son específicamente beneficiosas para los hombres).

5. Salmón salvaje

Los altos niveles de ácidos grasos omega-3, además de la astaxantina, las vitaminas del grupo B y los aminoácidos hacen del salmón salvaje un ganador para mejorar la función cognitiva. Existen numerosas investigaciones que respaldan el papel del omega 3 en la conservación de la salud cerebral, mientras que las vitaminas B y los aminoácidos potencian la función cerebral diaria.

6. Chocolate negro

Las potentes propiedades antioxidantes del chocolate negro y los estimulantes naturales ayudan a mejorar la concentración y estimulan la producción de endorfinas, lo que no sólo favorece la salud cerebral, sino que también mejora el estado de ánimo. Uno o dos trozos de chocolate negro del tamaño de un beso Hershey al día le proporcionarán todos los beneficios que necesita. Así que no te sientas culpable por tomar ese trozo de chocolate negro: te ayudará a pensar con más claridad y te animará.

Los síntomas de la fibromialgia no se limitan al dolor físico. Estos consejos pueden ayudarte a sobrellevar los sentimientos de desorientación y olvido que pueden formar parte de la enfermedad.

Confuso. Olvidadizo. Falta de concentración. Confunde las palabras. Pérdida de memoria a corto plazo. Muchos de los 10 millones de personas en los Estados Unidos con fibromialgia se quejan de estas dificultades cognitivas, comúnmente conocida como “niebla fibro” o “niebla cerebral.”

“No tengo un porcentaje que darte,” dice Elizabeth Lyster, MD, del Grupo Médico Holtorf en Foster City, California, “pero la fibro niebla es una queja muy común entre los pacientes con fibromialgia.”

La causa de la fibromialgia no se conoce del todo. Muchos creen que puede tener que ver con la incapacidad de los pacientes de fibromialgia para dormir bien. “Por lo tanto, están crónicamente fatigados”, dice Corey Walker, MD, reumatólogo en el Intermountain Health Care System en Logan, Utah. “Sus mentes no están descansadas”. Además, dice, el dolor de la fibromialgia puede ser debilitante – es difícil concentrarse cuando se tiene mucho dolor.

Otra teoría es que cuando las personas tienen dolor de la fibromialgia, partes de su cerebro no reciben suficiente oxígeno, causando confusión o desorientación.

Qué puedes hacer para la niebla de la fibromialgia

Hay algunas medidas que puedes tomar para aliviar los síntomas de la fibromialgia, incluida la sensación de niebla:

Evite la cafeína. “La mayoría de la gente piensa que se sentirá más alerta o más despierto con la cafeína”, dice el Dr. Lyster. “Sin embargo, la cafeína puede empeorar las cosas para las personas con fibromialgia”. Incluso una pequeña cantidad de cafeína puede contribuir a alterar el sueño. Además, la cafeína es un estimulante, pero puedes sufrir un bajón cuando se te pase.

Utiliza una agenda. Lleva un registro de citas y acontecimientos en un calendario, ya sea en papel o en tu ordenador.

Entrar en una rutina. Establecer rutinas para tareas sencillas puede ayudarte a hacer frente a la niebla cerebral. Por ejemplo, si cada vez que vuelves a casa pones las llaves del coche en un gancho junto a la puerta antes de hacer cualquier otra cosa, es menos probable que las pierdas y no te sentirás frustrado intentando recordar dónde están la próxima vez que tengas que ir a algún sitio.

Organiza tu espacio. Es difícil concentrarse cuando se está rodeado de demasiados trastos, eso hace que sea muy fácil distraerse. Tira las cosas que ya no necesites y guarda las que sí uses en su sitio. Eliminar el desorden es una buena forma de controlar la niebla cerebral.

No hagas varias cosas a la vez. Resulta muy tentador hablar por teléfono mientras se prepara la cena o responder al correo electrónico mientras se pagan facturas por Internet. Pero es más difícil concentrarse cuando se intenta hacer demasiadas cosas a la vez. Sé sincero con tus amigos y familiares que te pidan ayuda cuando estás ocupado haciendo otra cosa: diles que necesitas hacer una sola cosa a la vez y que les ayudarás en cuanto termines.

  • Desestresarse. El estrés puede hacer que la fibromialgia empeore en algunas personas, dice Lyster. Susan Ingebretson, de Los Ángeles, cree que el yoga o la meditación le ayudan a superar la niebla fibrosa. “Aplico constantemente modalidades de alivio del estrés en mi vida, lo que me ayuda a equilibrar la fibroniebla y muchos otros síntomas de la fibromialgia”, afirma.
  • Respira hondo. Ingebretson, de 51 años, descubre que respirar hondo y relajarse le ayuda considerablemente. “Los fibromiálgicos somos conocidos por respirar superficialmente”, dice. “También contenemos la respiración cuando estamos estresados”. Ella ha descubierto que respirar profunda y constantemente “hace maravillas para el cerebro”.
  • Dormir mejor. “Uno de los tratamientos más importantes de la fibromialgia es conseguir un sueño de calidad”, dice Lyster. Para mejorar el sueño, acuéstate y levántate a la misma hora todos los días, incluso los fines de semana. Utilice la cama para dormir, no para leer, ver la televisión o trabajar con el portátil. Mantén tu dormitorio oscuro, tranquilo y fresco para estar cómodo cuando duermas. Algunos suplementos de hierbas también han demostrado ser eficaces para inducir un sueño de calidad, dice Lyster.
  • Haz ejercicio con regularidad. “El ejercicio de bajo impacto es útil”, dice el Dr. Walker. El ejercicio no sólo mejora el flujo sanguíneo, sino que también ayuda a mejorar el sueño, lo que puede ayudar a aliviar algunas de las dificultades cognitivas asociadas con el dolor de la fibromialgia.
  • Come sano. “Descubrí que el apoyo nutricional (es decir, comer comida de verdad) supuso una gran diferencia para mí”, dice Ingebretson. “También lo hizo beber más agua”. Una dieta sana es aquella que es rica en frutas y verduras y cereales integrales e incluye carnes magras y lácteos bajos en grasa. “Aléjate de los alimentos procesados, los azúcares y la comida rápida”, añade Walker.
  • Controla tu medicación. Tu tratamiento para el dolor de la fibromialgia puede incluir medicamentos. Habla con tu médico si crees que los medicamentos te producen confusión, un posible efecto secundario. Además, es posible que quieras hablar con él sobre los medicamentos que pueden ayudarte con la atención y la concentración.
  • Las dificultades cognitivas son un síntoma frecuente de la fibromialgia. Pero si te cuida s-come sano, haz ejercicio, relájate e intenta no excederte – podrás afrontar mejor los problemas mentales asociados a esta enfermedad crónica.
  • Morgan Chesky, de la NBC, informa sobre su propia recuperación del coronavirus
  • Morgan Chesky, corresponsal de NBC News en Dallas, ha revelado que padeció el coronavirus y cuenta cómo está afrontando su recuperación.
  • Chesky, de 34 años, compartió por primera vez su estado el 2 de julio en un largo mensaje en Twitter en el que explicaba cómo se sentía.
  • “A principios de la semana pasada me di cuenta de que había perdido el sentido del gusto y del olfato y a las pocas horas empecé a sentirme sorprendentemente cansado y un poco mareado. Al poco tiempo me entró tos y, afortunadamente, pude hacerme la prueba y recibir los resultados en 24 horas. Efectivamente, después de cubrir una pandemia durante los últimos 6 meses, pasé a formar parte de ella cuando los resultados de Covid-19 dieron positivo”.

A continuación, Chesky relató cómo no se sentía al día.

El coronavirus ‘va a estar aquí hasta que consigamos una vacuna’, dice el médico

“Pasé los siguientes días en cama tratando un dolor de cabeza sordo pero constante, muy fatigado, con dolores ocasionales por la espalda. Después de oír a otros pacientes quejarse de niebla mental, descubrí a qué se referían cuando las tareas básicas parecían volverse significativamente más difíciles de concentrar y procesar”, escribió. “Es importante señalar que mi capacidad para respirar nunca se vio comprometida y que nunca sentí fiebre. En conjunto, parece que soy un caso leve y por eso me siento increíblemente bendecido”.

Dos semanas después, Chesky volvió al trabajo para presentar un reportaje en TODAY y hacer mención a que se encuentra en vías de recuperación tras su diagnóstico.

“Ciertamente ha sido un pequeño viaje”, dijo. “Ha sido una sensación inquietante. Como este virus afecta a todo el mundo de forma tan diferente, (me) despertaba y me preguntaba qué iba a pasar a continuación.”

Chesky escribió sobre esta ansiedad en su anterior publicación en Twitter, señalando que no es nada agradable.

“Sé lo que estás pensando, y no, no sé dónde me crucé con Covid-19. Durante su tiempo estimado de incubación, estuve en varias ciudades, así que en este momento es una incógnita. Lo que sí sé es que es una sensación realmente inquietante levantarse cada día y preguntarse cómo responderá tu cuerpo a un virus del que todavía estamos aprendiendo.

Averigua cómo afecta la menopausia a tu forma de pensar y obtén consejos sobre cómo hacer frente a la niebla cerebral y otros problemas relacionados con la menopausia.

Cuando la mayoría de las mujeres piensan en la menopausia, les vienen a la mente los síntomas clásicos como los sofocos, los cambios de humor, la sequedad vaginal y los problemas de sueño. Pero muchas mujeres no son conscientes de que otra queja común durante la menopausia es la “niebla cerebral”, o problemas de memoria, confusión y mente errante, que a menudo se relacionan con la fatiga menopáusica.

¿Por qué la fatiga y la niebla cerebral afectan a las mujeres en la época de la menopausia? Algunos investigadores sugieren que las fluctuaciones en los niveles de estrógeno y progesterona, que son la causa principal de la mayoría de los síntomas de la menopausia, pueden estar relacionadas con una peor memoria y el deterioro cognitivo (problemas con el pensamiento). Además, los sofocos, los sudores nocturnos, los trastornos del sueño y los cambios de humor pueden hacer que se sienta fatigada y mentalmente desorientada.

Síntomas de “niebla cerebral” y fatiga en la menopausia

Si está empezando a experimentar los síntomas de la menopausia, es posible que de repente tenga problemas para dormir toda la noche. Esta falta de sueño puede hacer que se sienta cansada y agobiada. También puede aumentar la probabilidad de que experimente los problemas cognitivos familiarmente conocidos como “niebla cerebral”.

Aunque la niebla cerebral suele aparecer a medida que la gente envejece, algunos investigadores creen ahora que los cambios hormonales asociados a la menopausia también pueden contribuir a este problema. Los síntomas de la niebla cerebral pueden incluir

Problemas de memoria

Confusión

Dificultad para concentrarse

Disminución del estado de alerta

Ayuda para la niebla cerebral en la menopausia

  • Aunque la fatiga, la confusión cerebral y otros síntomas de la menopausia son molestos, la buena noticia es que suelen mejorar con el tiempo. Las investigaciones demuestran que la ventaja intelectual perdida durante el período previo al último ciclo menstrual de la mujer se recupera en las fases posteriores de la menopausia. La terapia hormonal sustitutiva (THS), o estrógeno y progesterona en forma de medicamentos, también puede ayudar a las mujeres a controlar mejor la niebla cerebral y la fatiga. Sin embargo, la THS se ha relacionado con muchos problemas de salud. Además, los estudios no han determinado definitivamente que la THS ayude a mejorar la función cognitiva o el sueño en las mujeres posmenopáusicas. Por lo tanto, es muy importante que hable con su médico sobre sus síntomas particulares, así como sobre los riesgos y beneficios individuales de la THS antes de utilizar este tratamiento.
  • “La terapia hormonal no es para todo el mundo, [pero si tienes síntomas], no sufras, habla con tu médico”, aconseja el Dr. Roger Lobo, profesor de obstetricia y ginecología de la Universidad de Columbia en Nueva York.
  • He aquí otras formas prácticas de ayudar a controlar los síntomas cognitivos de la menopausia, como la niebla cerebral y la fatiga:
  • Comer bien. Una dieta equilibrada puede ayudarle a sentirse con más energía y concentrada mentalmente.

Evite los desencadenantes conocidos. Evite los alimentos calientes o picantes, el alcohol y la cafeína, que pueden provocar sofocos que contribuyan a la fatiga.

Haga ejercicio con regularidad. Mantenerse activo puede ayudar a preservar la función cerebral y la memoria.

Reduzca el estrés. Controle los niveles de estrés para prevenir los sofocos y el insomnio, que pueden dejarle cansada y mentalmente agotada.

Duerma lo suficiente. Asegúrese de dormir lo suficiente; le ayudará a mantener la memoria ágil.

  • Prepárese para relajarse. Evite comer demasiado, fumar, trabajar o hacer ejercicio demasiado cerca de la hora de acostarse.
  • Prepare el escenario del sueño. Preste atención a su entorno creando una habitación oscura, tranquila y fresca con un ventilador encendido.
  • Sea constante. Mantén un horario de sueño regular despertándote y acostándote a la misma hora todos los días.
  • Si la fatiga, la niebla cerebral y otros síntomas de la menopausia siguen interfiriendo en su vida cotidiana después de realizar estos ajustes, hable con su médico sobre otras formas de controlarlos mejor. Existen medicamentos y remedios de venta libre, además de la THS, que pueden ser útiles para controlar ciertos síntomas de la menopausia, como los sofocos. No hay razón para enfrentarse a la “niebla” sola.
  • El uso de probióticos podría provocar un cúmulo de síntoma s-que incluyen la niebla cerebral y la hinchazón abdominal – al aumentar las bacterias en el intestino delgado.
  • Compartir en Pinterest ¿Podrían estar los probióticos detrás de la hinchazón abdominal grave y la niebla cerebral?
  • Esta fue la conclusión a la que llegaron investigadores de la Universidad de Augusta, en Georgia, tras estudiar a 30 personas con síntomas abdominales como gases, hinchazón y distensión.
  • De estas personas, 22 también manifestaron síntomas de niebla cerebral, que es una afección mental temporal que provoca confusión y dificultades de concentración y memoria. Los 22 tomaban probióticos, algunos de más de una marca.

Algunos declararon que sus episodios de niebla cerebra l-que pueden durar varias horas después de una comida – eran tan graves que tuvieron que dejar de trabajar.

Aunque todos presentaban síntomas abdominales de gravedad similar, los que tenían niebla cerebral eran más propensos a padecer otras dos afecciones: acumulación de bacterias en el intestino delgado y mayores niveles de ácido D-láctico en sangre. En algunos casos, los niveles de ácido eran dos o tres veces superiores a los normales.

La especie de bacteria Lactobacillus, uno de “los probióticos más utilizados”, produce ácido D-láctico. Las bacterias producen el ácido cuando fermentan el azúcar de los alimentos que pasan por el intestino.

La niebla cerebral desapareció y, en la mayoría de los pacientes, los síntomas abdominales “mejoraron significativamente” tras el tratamiento con antibióticos y la interrupción del uso de probióticos.

Un artículo sobre el estudio se publica ahora en la revista Clinical and Translational Gastroenterology .

“Lo que ahora sabemos”, explica el Dr. Satish S. C. Rao, primer autor del estudio y director del Centro de Investigación Clínica de Salud Digestiva del Colegio Médico de Georgia en la Universidad de Augusta, “es que las bacterias probióticas tienen la capacidad única de descomponer el azúcar y producir ácido D-láctico”.

Sugiere que tomar probióticos podría establecer “inadvertidamente” las condiciones para la niebla cerebral y otros síntomas al poblar el intestino delgado con demasiadas bacterias productoras de ácido D-láctico.

A medida que han mejorado las herramientas de investigación, los científicos han ido descubriendo cada vez más pruebas del papel que desempeñan las bacterias y otros microorganismos del intestino humano en la salud y la enfermedad.

El intestino humano alberga un complejo ecosistema de unas 300-500 especies de bacterias con un total de algo menos de 2 millones de genes.

Estas colonias de microbios viven en asociación con nosotros. Interactúan con nuestro sistema inmunitario, nos ayudan a digerir los alimentos y participan en nuestros procesos metabólicos. A cambio, nosotros les protegemos de los microbios enemigos y les proporcionamos cobijo y nutrientes.

El intestino humano es estéril al nacer y pronto empieza a acumular microbios de diversas fuentes. La variedad y composición de las colonias de microbios depende de muchos factores, como el tipo de parto, el saneamiento, el método de alimentación, los contactos físicos y el uso de antibióticos.

Debido al movimiento muscular de los alimentos a lo largo del intestino, y a que el ácido gástrico, la bilis y otros jugos digestivos tienen un efecto antibiótico, las partes del intestino que se encuentran en el estómago y el cercano intestino delgado están relativamente desprovistas de bacterias en las personas sanas.

En cambio, el colo n-que se encuentra en el otro extremo del intestino, cerca del recto – contiene colonias mucho más densas de bacterias, y su composición es muy diferente.

Aquí, las cepas dominante s-incluidos los lactobacilos – son anaerobias, probablemente debido a su adaptación a un entorno con poco oxígeno. En cambio, las bacterias de las partes del intestino más próximas al estómago son predominantemente aerobias.

Durante muchos años, hemos oído que tomar determinadas cantidades de ciertos microorganismo s-conocidos como probióticos – puede beneficiar la salud humana debido a su efecto sobre el intestino.

En la actualidad es práctica común tomar probióticos para aliviar afecciones y enfermedades gastrointestinales, y los médicos que las tratan también los recomiendan cada vez más.

Los probióticos más utilizados son las especies Lactobacillus y Bifidobacterium.

En Estados Unidos, los probióticos se clasifican como suplementos dietéticos y su producción no está sujeta a las mismas normas de la Food and Drug Administration (FDA).

Hay ciertas situaciones en las que el uso de probióticos causa problemas, como las afecciones que afectan al movimiento de los alimentos a lo largo del tracto gastrointestinal. Las personas que toman opiáceos y fármacos para reducir la acidez estomacal también experimentan problemas.

El Dr. Rao y sus colegas reconocen que los probióticos pueden beneficiar a algunas personas en determinadas situaciones, como ayudar a reponer las bacterias intestinales después de tomar antibióticos. Sin embargo, advierten contra el “uso excesivo e indiscriminado”.

Todas las personas que participaron en el estudio se sometieron a exámenes gastrointestinales exhaustivos para descartar otras posibles razones de sus síntomas. Además, rellenaron cuestionarios sobre sus síntomas, el uso de probióticos, el consumo de yogur y sus hábitos alimentarios particulares.

El equipo administró pruebas metabólicas que seguían lo que ocurría cuando los participantes consumían carbohidratos. Éstas mostraron el efecto sobre los niveles de glucosa, insulina, ácido D-láctico y ácido L-lactato, que se produce cuando los músculos queman glucosa para obtener energía.

Los “síntomas más graves” experimentados en los 30 pacientes fueron “hinchazón, dolor, distensión y gases” en el abdomen. La intensidad de estos síntomas fue similar en los 22 pacientes con niebla cerebral (que consumían probióticos) y en los 8 que no la padecían.

Los investigadores descubrieron que el grupo con niebla cerebral era más propenso a padecer un trastorno llamado sobrecrecimiento bacteriano del intestino delgado (SIBO), en el que hay muchas más bacterias en el intestino delgado que en el de los individuos sanos.

También descubrieron que tres cuartas partes del grupo con niebla cerebral tenían niveles más altos de ácido D-láctico en sangre que una cuarta parte del grupo sin niebla cerebral.

Otros estudios han sugerido que los probióticos pueden conducir a una sobreproducción de ácido D-láctico y provocar niebla cerebral en personas con síndrome de intestino corto. Se trata de una afección en la que el intestino delgado no funciona correctamente y produce carbohidratos no digeridos.

El exceso de hidratos de carbono no digeridos es lo que provoca el SIBO y los consiguientes niveles más elevados de ácido D-láctico.

El Dr. Rao dice que su estudio parece ser el primero en relacionar el uso de probióticos con la niebla cerebral, el SIBO y los altos niveles de ácido D-láctico en personas con un “intestino intacto.”

” Los probióticos deben tratarse como un medicamento, no como un complemento alimenticio”.