Categories
es

Cómo trinchar un pollo

Pon en práctica estos consejos para trinchar un pollo y disfrutar de una cena elegante que no dejará indiferente a nadie.

Trinchar un pollo asado puede parecer desalentador, pero con unos pocos cortes bien colocados es realmente muy fácil. Tanto si cortas un pollo asado comprado en la tienda como un ave asada en casa, todo lo que necesitas es un buen cuchillo y mucho apetito.

Consigue la aplicación Food. com.

Míralo en tu iPhone, iPad, Apple TV, Android, Roku o Fire TV.

1 Haz el primer corte

Coloca el pollo con la pechuga hacia arriba sobre una tabla de cortar. Separe ligeramente una de las patas del resto del ave y corte con cuidado la carne de la pata y la piel.

2 Tira de la pata y el muslo hacia atrás

Con un poco de fuerza, tira de la pata hacia atrás para exponer la articulación de la cadera. Siga tirando hasta que salga el extremo redondeado del hueso de la cadera en la articulación.

3 Corte la pata y el muslo

Coloca el cuchillo entre el extremo redondeado del hueso de la cadera y el cuerpo del pollo. Empuja el cuchillo hacia abajo hasta que se desprenda la pierna.

4 Separar la pata y el muslo

Coloca el cuchillo a lo largo de la línea natural entre el muslo y el contramuslo. Empuje con fuerza hacia abajo y corte a través de la articulación. Separa el muslo de la pierna y colócalo en la fuente de servir. Repita el proceso con el muslo restante.

5 Corte a lo largo del hueso de la pechuga

Deslice el cuchillo a lo largo de un lado del esternón central, en la parte delantera de la cavidad pectoral. Mueva el cuchillo de la parte delantera a la parte trasera del pollo mientras separa la carne de la pechuga del hueso. Repita la operación con el resto de la pechuga.

6 Corte la carne de la pechuga

Coloque la carne de la pechuga con la piel hacia arriba sobre la tabla de cortar y retire la parte de las alas. Dejando un poco de piel pegada a cada trozo, usa un movimiento similar al de una sierra para cortar la carne de la pechuga en trozos más pequeños. Repita la operación con el resto de la pechuga.

7 Disponga la fuente

Coloca los trozos de pollo en una fuente. Acompaña el pollo con la guarnición que desees y disfruta.

Acerca de Kitchen Is My Playground

Tracey es la creadora del popular blog The Kitchen Is My Playground, que fundó en 2011. Su objetivo es compartir recetas con otros cocineros caseros que buscan crear comida sabrosa (y algo aventurera) para sus familias y amigos. Conéctate con ella en Pinterest, Facebook, Twitter o Google+.

El clásico pollo asado es uno de los platos favoritos del país: piel crujiente, carne jugosa y toda la guarnición, no hay nada mejor.

Además, puede ser mucho más que una comida de domingo. Aumenta el sabor del pollo tradicional con especias indias o dale un toque coreano con gochujang. Echa las sobras en una ensalada o conviértelas en pasta al horno para disfrutarlas otro día. No tires la carcasa: con ella puedes preparar un delicioso caldo casero para sopas o guisos.

Aprende a sacar el máximo partido a tu asado y a trinchar un pollo cocido con nuestra guía paso a paso. Es muy fácil, así que ¡pruébalo!

  • Un pollo perfectamente asado
  • Cuchillo de trinchar bien afilado
  • Tenedor
  • Tabla de cortar (preferiblemente con un pozo para recoger los jugos)
  • Guantes de goma (opcional)

Quitar las patas

Deja que el pollo repose y se enfríe un poco para que puedas tocarlo sin quemarte (o utiliza un par de guantes de goma limpios), luego coloca el pollo en la tabla de cortar con las patas hacia ti. Utiliza el tenedor de trinchar para sujetar el pollo en su sitio y corta a lo largo de la piel entre la pechuga y la pierna. Separe el muslo de la pechuga y corte la articulación con el cuchillo. Repite la operación en el otro lado.

Consejo: Si desea separar los trozos de pata, corte transversalmente la pata por la articulación y presione hacia abajo con el cuchillo para obtener el muslo y el contramuslo.

Retirar las alas

Repite el proceso anterior: separa las alas de la pechuga y corta a través de la articulación. Repita el proceso en el otro lado.

Consejo: Puedes servir las alas enteras o cortarlas por el centro para obtener dos trozos.

Retirar la carne de la pechuga

Pase con cuidado el cuchillo por el centro del esternón para cortar la piel. Puede inclinar el cuchillo y cortar la carne de la pechuga en rodajas o extraer la pechuga entera y cortarla en rodajas. Para ello, pase el cuchillo por el esternón, separando la carne del hueso, y utilice el cuchillo para separar la pechuga del esternón en una sola pieza.

Consejo: No te olvides de quitar el hueso de la pechuga y pide un deseo.

No te detengas aquí. Ahora que ya has quitado las patas y las pechugas, puedes ocuparte de lo que queda. Recoge la carne sobrante para utilizarla en una tarta o sopa, o congélala en un recipiente para otro día. Inspírate aquí para saber qué hacer con los restos de pollo y guarda la carcasa para hacer un delicioso caldo de pollo casero.

Consejo: No te olvides de añadir los jugos del pollo a la salsa para obtener el máximo sabor.

No hay mejor manera de preparar la cena rápidamente que traer un pollo asado de la tienda a casa. Presenta un pollo asado entero y caliente en la mesa con un poco de arroz o puré de patatas y verduras y la cena estará lista. También puede servir el pollo asado frío con ensalada de hojas verdes y aliño bajo en grasas. También puede cortarlo en rodajas, picarlas, cortarlas en dados o desmenuzarlas para hacer rellenos y coberturas para una variedad de platos como enchiladas.

En general, comprar un pollo en el mercado es una ventaja para el cocinero ocupado. Hay algunas cosas que debes tener en cuenta una vez que lo lleves a casa.

Manipulación segura

Al igual que cualquier otra ave cocinada, hay normas que seguir a la hora de manipular y almacenar la carne:

  • Asegúrese de que el pollo está realmente caliente si elige uno de la sección caliente, o frío si lo coge de la sección refrigerada. Las bacterias crecen a temperaturas entre 40 y 140 grados Fahrenheit.
  • Haga del pollo asado el último artículo de su lista de la compra. Evita que se quede en el carro, donde perderá frescura, mientras haces el resto de la compra. Y lo que es más importante, llévate el pollo directamente a casa.
  • Cómalo o refrigérelo antes de 2 horas, o antes de 1 hora en un día especialmente caluroso.

Almacenamiento

Si decide refrigerar un pollo asado caliente una vez que lo traiga a casa, saque la carne y guárdela en un recipiente poco profundo para que se enfríe rápidamente. Cuando los trozos de pollo estén fríos, tape el recipiente o guarde la carne en bolsas de plástico con cierre hasta que vaya a utilizar el pollo. Consúmalo en 4 días o congele los trozos de pollo hasta 4 meses.

Nutrición

El pollo asado medio rinde entre 3 y 3 1/2 tazas de carne, 2/3 de las cuales serán de carne blanca. Para que sus comidas sean bajas en grasa, retire la piel. Por supuesto, disfrute de la carne de las patas y los muslos, que sigue siendo relativamente magra y nutritiva.

Cómo cortarlo

Cortar un pollo pequeño es similar a trinchar un pavo. Siga estos pasos para un trinchado limpio y para asegurarse de que saca la mayor cantidad de carne del hueso:

Trinchar el ave

Tanto si se trata de un pollo asado comprado en la tienda como de un pollo asado al limón cocinado en casa, puedes trincharlo fácilmente con estos sencillos pasos.

Trinchar un pollo es casi idéntico a trinchar un pavo. Sólo necesitas un cuchillo y unas pinzas o un tenedor. Si va a utilizar un pollo comprado en la tienda, asegúrese de trincharlo y comerlo lo antes posible después de traerlo a casa. Si no vas a comerlo inmediatamente, guárdalo en el frigorífico.

Prepara una fuente y papel de aluminio para cubrir los trozos trinchados y mantenerlos calientes mientras trinchas el resto del ave.

También necesitarás un cuchillo de chef afilado. Puedes utilizar un cuchillo de trinchar, pero como un pollo es más pequeño que un pavo, un cuchillo de chef debería funcionar bien.

Lo mejor es trinchar el pollo en el siguiente orden:

Este orden le ayudará a obtener la mayor cantidad de carne posible de la carcasa y le ayudará a trinchar el ave con éxito sin ningún descuido.

Trinchar el muslo

Empiece por separar el muslo y la pata del cuerpo. Si las patas estaban atadas con cuerdas, asegúrese de cortarlas antes de empezar a trinchar.

Coloque el pollo sobre una tabla de cortar o una superficie resistente y dura para trincharlo. Asegúrate de que la pechuga está hacia arriba y de que la cavidad pequeña o grande está orientada hacia el cuerpo; cualquiera de las cavidades puede estar orientada hacia ti, no importa.

Separe suavemente la pata y el muslo del cuerpo. Sujeta el pavo con el tenedor o las pinzas. Corta a través de la piel y hacia abajo a través de la articulación en la base del muslo. Debe cortarse fácilmente.

Aparta el muslo y separa el otro muslo del cuerpo.

Trinchar el muslo

Coge el muslo de pollo y colócalo con la piel hacia arriba sobre la tabla de cortar. Corta la pierna del muslo por la articulación. Si es necesario, tira ligeramente de la pierna hacia ti para encontrar la articulación. Debería cortarse fácilmente si lo haces a través de la articulación.

Aparte las patas y los muslos en una fuente y repita la operación con el otro muslo y la otra pata. Asegúrese de cubrir con el papel de aluminio mientras termina de trinchar.

Trinchar la pechuga

Empiece a trinchar la pechuga buscando el esternón en el centro de la pechuga. En la pechuga es donde se encuentra la mayor parte de la carne.

Corta recto hacia abajo, con pequeños movimientos de corte, en ángulo a lo largo del esternón para retirar una mitad entera de la pechuga. Apártela y repita la operación con el otro lado de la pechuga.

Después de retirar ambas pechugas, puede cortarlas en rodajas de modo que cada una tenga un trozo de piel, o dejarlas enteras, dependiendo de cómo las vaya a servir.

Si quieres utilizar la carne para hacer pollo desmenuzado, desmenuza el resto de la carne de la pechuga. Es difícil sacar hasta el último trozo de carne cuando se trincha la pechuga sólo con un cuchillo.

Trinchar el ala y servir

Corte el ala del ave donde la articulación se une a la base de la pechuga. Apártela y colóquela en una fuente. Trinche la otra ala y colóquela con el resto del ave trinchada.

Una vez que haya terminado de trinchar, puede decidir cómo cortar, cortar en dados o desmenuzar la carne. Sírvelo con tus guarniciones favoritas y ¡a comer!

Aprovecha cada trozo de este pollo y guarda la carcasa para hacer caldo de pollo. Es una forma estupenda de hacer un caldo sano y rico, que puedes congelar y utilizar más tarde.

Cómo asar un pollo

¿Qué significa “spatchcock”?

¿Qué es el pollo spatchcock? Los estudiosos no están seguros del origen exacto del término, pero la mayoría coincide en que se remonta a la Irlanda del siglo XVIII. La palabra se utiliza como verbo (por ejemplo, “asar un pollo”), como adjetivo (por ejemplo, “pollo asado”) y como sustantivo (por ejemplo, “el ave asada”).

Básicamente, el spatchcocking es un método de preparación del pollo para cocinarlo. El método consiste en quitar la espina dorsal desde la cola hasta el cuello para que el ave pueda abrirse en plano (también llamado butterflying ). Este método acorta el tiempo de cocción. También facilita el acceso a la cavidad y al exterior del pollo para sazonarlo.

Tenga en cuenta que este método es útil para todo tipo de aves de corral, incluidas, entre otras, la gallina de Cornualles, el capón, el ganso, el faisán, la codorniz y el pavo.

Los sencillos pasos que se indican a continuación muestran cómo asar un pollo o cualquier otro tipo de ave. Se necesita un buen par de tijeras para aves o tijeras de cocina.

Preparación del pollo

Antes de empezar el proceso de asado, hay que preparar el pollo. Retire las partes del cuello y las mollejas. Congélelas para otros usos (como caldo de pollo casero o sopa de pollo) o deséchelas. Enjuague el pollo entero, por dentro y por fuera, y séquelo con toallitas de papel. Colocar el pollo, con la pechuga hacia abajo, sobre una tabla de cortar.

Corte a lo largo de la espina dorsal

El primer paso para aplanar el pollo es quitarle la espina dorsal. Para ello, puede utilizar unas tijeras para aves o unas tijeras de cocina. Corta a lo largo de la parte derecha del espinazo, desde la cola hasta el cuello.

Cortar el otro lado

A continuación, corta a lo largo del lado izquierdo de la espina dorsal, igual que hiciste con el lado derecho. Congela este trozo de espinazo retirado para un futuro caldo de pollo o deséchalo.

Romper el esternón

Para aplanar el ave, hay que romper el esternón. Para ello, presione cada una de las alas al mismo tiempo hasta que el hueso se rompa.

Retirar las puntas de las alas

Dé la vuelta al pollo para que quede plano. Como las puntas de las alas suelen quemarse y dejar de ser comestibles durante el proceso de cocción, es mejor cortarlas. Para ello, utilice las tijeras de cocina. Añada las puntas de las alas a la espina dorsal y guárdelas para un futuro caldo o deséchelas.

Su pollo asado

El pollo ya está listo para sazonarlo y cocinarlo con cualquier receta de pollo entero. Asegúrese de limpiar bien la tabla de cortar después de este proceso para evitar la contaminación cruzada que podría provocar enfermedades transmitidas por los alimentos.

Si desea llevar este proceso un paso más allá y retirar todos los huesos, aprenda a deshuesar un pollo o un pavo.

Érase una ve z-en realidad no hace mucho, pero antes de trabajar aquí en BA – que decidí que iba a asar un pollo (soy vegetariana) y dárselo de comer a mis amigos carnívoros. Pensé que tenía que saber asar un pollo para ser un adulto hecho y derecho. Pero aún más importante, pensé que necesitaba saber cómo trinchar uno. Así que me compré unas tijeras de cocina, vi este vídeo de Chris Morocco asando un pollo más de 50 veces y me preparé. Y entonces, cuando llegó el momento, arrastré a mi amigo más gallináceo a la cocina y lo mantuve cautivo hasta que me guió por el proceso. No fue desastroso, pero desde luego no fue bonito; digamos que mi fuente de carne trinchada no fue una estrella de portada.

Si hubiera sabido entonces lo que sé ahora (ah, la sabiduría de la retrospección), no habría pasado de cero al pollo asado: habría pasado de cero al pollo hervido. En otras palabras, no habría empezado con el pollo asado, sino con la sopa de pollo. Cuando se escalfa un pollo entero, como se hace al principio de la sopa clásica de pollo con fideos de Molly Baz, se obtiene un ave que esencialmente se está deshaciendo por las costuras (lo siento…). Se está doblando y flexionando en todos los lugares que vas a cortar. (Hagas lo que hagas, no empieces desmenuzando un pollo crudo. Es aún más difícil y, TBH, aún más skeevy).

Así es como funciona. Una vez que la pechuga de pollo haya alcanzado los 155° F (parece un poco bajo, pero recuerda que la carne volverá a la sopa más tarde), saca el pollo de la olla y pásalo a una tabla de cortar para que se enfríe un poco, con la pechuga hacia arriba.

A continuación, coge un ala y tira de ella hacia fuera, separándola del cuerpo, para que puedas ver dónde se une. Con un cuchillo de chef, corte a través de la unión para separar el ala de la pechuga. Tendrás que inclinar el cuchillo hacia abajo y hacia el cuerpo del pollo, y sabrás que estás en el lugar equivocado si tocas el hueso: simplemente tira del ala hacia fuera y, a continuación, introduce el cuchillo en el lugar donde la articulación se une a la pechuga. Retira el ala, repite la operación en el otro lado y pasa a las patas.

Corta a través de la piel que cubre la intersección entre la pata y el cuerpo (de nuevo, lo siento…), luego levanta la pata de pollo hacia atrá s-como si el ave estuviera haciendo un ejercicio de apertura de cadera – para que veas cómo sale la articulación. Se verá una extensión abierta de carne blanda fácil de cortar entre la articulación y el cuerpo: córtela. Repita con la otra pata.

Sólo queda retirar la pechuga. Tenga en cuenta que hay un hueso que corre recto por el centro, tendrá que cortar a lo largo de él a la izquierda y a la derecha, inclinando el cuchillo hacia el exterior del ave.

Llegados a este punto, puede que te encuentres ante una especie de carcasa desbastada y algunas partes del pollo que distan mucho de ser perfectas. Pero eso es lo mejor de trinchar un pollo para sopa: ¡Es sólo práctica! De todos modos, todo se va a desmenuzar y nadie tiene por qué saber que no has hecho el mejor trabajo del mundo.

Y la próxima vez, cuando lo intentes con un pollo asado, lo harás aún mejor.

En Cuchillos de cocina por Daniel M. 27 de agosto de 2017

Cómo trinchar un pollo: La guía del caballero

Si te has encontrado en la búsqueda de una guía sucinta y sin tonterías sobre cómo trinchar un pollo, entonces has llegado al lugar correcto. Es muy fácil trinchar un pollo asado, y le mostraremos cómo hacerlo con el menor número de cortes posible. Puede que le lleve unos cuantos intentos, pero todos los cortes en dos pasos que se indican a continuación pueden hacerse en un solo corte con la suficiente práctica. Así, con seis cortes simples y fuertes, puedes trinchar completamente un pollo. Ocho si quieres separar el muslo del muslo.

Qué necesitará
  1. Un cuchillo de trinchar (o cuchillo de chef) de entre siete y nueve pulgadas de longitud
  2. Un pollo (preferiblemente sacrificado, limpio y cocido)
Opcional:
  1. Un traje de tres piezas con frac
  2. Un monóculo

Vídeo de cómo trinchar un pollo

Vale, es una guía para caballeros, ¡pero la mujer del vídeo lo explica mejor que nadie!

Método:

  1. Coloca el ave sobre una tabla de cortar.
  2. Retira cualquier hilo u otro elemento que pueda estar atando las patas.
  3. Coloca los dedos de tu mano débil sobre la pechuga del pollo para mantenerlo firme.

Corta 1

  1. Con la hoja del cuchillo, presione contra el costado de la pechuga y desplácese hasta el pliegue entre ésta y la pata. Con los dedos, separar la pata de la pechuga, cortando la piel.
  2. Gire el cuchillo hacia fuera para separar el hueso del muslo de la cavidad, empujando la pata lejos de la pechuga. Busque el hueco con la hoja y presione hacia abajo, cortando los restos de carne, tendón y piel. De este modo, la pata quedará totalmente separada del cuerpo.

Corte 2

  1. Muévase hacia un lado y repita la operación en la pata opuesta.

Corte 3

  1. Sujetando la pierna por el hueso expuesto, apóyela sobre la rodilla, de modo que quede en posición vertical. Encontrar el punto más bajo entre el muslo y el muslo y empujar hacia abajo, a través del hueco entre los huesos del muslo y del muslo. Separa las dos piezas.

Cortar 4

  1. Repetir con la otra pata.

Corte 5

  1. Una vez que el pollo se haya quedado sin las patas, gíralo de modo que la cavidad quede en dirección opuesta a ti.
  2. Coge el cuchillo de trinchar y colócalo encima del pollo, de forma que recorra toda la longitud del ave. Tira lentamente hacia ti, separando las pechugas, moviendo el talón de la hoja hacia abajo a través de la carne.
  3. Verás que el esternón sobresale un poco y debes golpearlo con el talón del cuchillo. Elige un lado y pégate a él, haciendo palanca con la punta de la hoja hacia abajo a través de la carne para que el corte sea uniforme.
  4. Dependiendo del ave y del cuchillo, puede que tenga que “serrar” suavemente para atravesar la carne.
  5. Una vez que haya atravesado la pechuga, el cuchillo llegará a los huesos de las costillas, o lo que a menudo se denomina carcasa. En este punto, puede simplemente empujar a través de los delgados y quebradizos huesos de las costillas, o girar el cuchillo y moverse lateralmente, hacia el borde exterior de las costillas. Esto le permitirá seguirlas y cortar la pechuga de la carcasa sin costillas.

Corte 6

  1. Repita la operación al otro lado del esternón, con la otra pechuga.

Corte 7

  1. Si vas a hacer esta segunda opción, te recomiendo que quites las alas antes de hacer esto. Usando el mismo método que usamos con las patas, separa el ala del cuerpo, corta a través de la carne y la piel hasta que encuentres el encaje, y luego separa el ala. Volver después a la pechuga.

Corte 8

  1. Repetir en la otra ala

Admira tu trabajo

  1. Si lo has hecho correctamente, ahora deberían quedarte dos muslos de pollo completos, dos alas y dos pechugas. En la tabla debería estar la carcasa, que debería incluir las costillas, la espina dorsal y algunos trozos más.
  2. Esta es prácticamente toda la carne que se puede comer, especialmente si eres un caballero. La carne intercostal es oscura, grasienta y más masticable que la que ya has recortado, así que sólo la recomiendo a aquellos que tengan un carácter más carnívoro.

imagen Por Memo Angeles

Una vez que adquieras destreza en esto, podrás hacerlo en ocho cortes sencillos y rápidos, y podrás trinchar un pollo en menos de un minuto. Hacerlo correctamente es imprescindible, para que no te quedes pescando huesos de la comida. Sin embargo, ésta es sólo la guía del caballero, y al no ser yo un caballero, también haré una guía del cavernícola, que no implica nada de cuchillos.

¡Diviértanse, compañeros carnívoros!

Compartir este post

Hola, soy Jesamine

¿Qué más puedo decir? Me encantan los cuchillos (y la comida y el vino). He hecho muchos cortes malos a lo largo de los años, ¡pero ya no! He encontrado unos cuantos locos más amantes de los cuchillos para ayudar a hacer de este sitio lo que es. Nos encanta y esperamos que a usted también.

Los únicos anuncios que verá en nuestro sitio son enlaces a los productos de los que hablamos y a algunos productos relacionados, como cosas de cocina y vino. Así nos aseguramos de que tenga el producto más reciente y al mejor precio. La mayoría de nuestros anuncios incluyen también las valoraciones de los cuchillos.

Si tienes activado el bloqueador de anuncios, es posible que no los veas. No tenemos anuncios molestos que te persigan por el sitio o que aparezcan mientras lees. Odiamos esas cosas.

Asar un pollo entero es una forma deliciosa y económica de disfrutar de una proteína sustanciosa. Pero, ¡¿cómo demonios se trincha un pollo?!

No hay duda de que asar un pollo entero (o comprar uno del asador del supermercado) es una forma estupenda de disfrutar de una suculenta carne de pollo por un precio más bajo y con mejor sabor que cocinando piezas individuales, sobre todo las deshuesadas y sin piel.

La parte del asado es bastante fácil. Es el “cómo trinchar un pollo entero” lo que puede ser un reto.

¿Cómo se pasa de la foto de arriba a esto?

¿Al menos sin hacerlo pedazos?

Después de trinchar dos pollos a la semana durante los últimos meses, aquí tengo una ilustración que te ayudará a trinchar pollos o pavos. Sí, dos veces a la semana.

Yo aso mis propios pollos o compramos un par en Costco. Tengo mucha práctica, créeme.

¿Cómo se trincha un pollo?

Consejo profesional: Te recomiendo que trinches un pollo entero sobre una tabla de cortar colocada dentro de una bandeja para hornear con borde. Es una forma estupenda de recoger todas las gotas y mantener limpia la encimera.

Yo también uso un cuchillo deshuesador y un tenedor para trinchar (desplácese hacia abajo para ver los enlaces de productos específicos).

Paso 1: Quitar las patas

El primer paso es quitar las patas. Coloque el tenedor de trinchar en la pechuga y mueva el cuchillo entre la articulación del muslo donde se une al ave. Separe toda la pata y luego podrá cortar el muslo y el muslo aparte.

Paso 2: Repita esta operación en el otro lado.

Paso 3: Corte la carne de la pechuga

Una vez que haya retirado las patas, puede cortar la carne de la pechuga. Corte por el centro, frotando el cuchillo contra el hueso central.

Paso 4: Repita el proceso en el otro lado

Puede que se le pase un poco la marca y le quede algo de carne de pollo. No pasa nada, puede retirarla y utilizarla en sopas o guisos. Repita el proceso en el otro lado, de modo que ambas porciones de pechuga queden separadas de la carcasa.

Paso 5: Cortar las alas

A continuación, corte las alas, introduciendo de nuevo el cuchillo en la articulación para separar el ala de la carcasa.

Debería tener ocho piezas listas para servir. Es posible que queden restos de carne en la carcasa. No los deje. Si la gente está esperando a ser servida, adelante, disfrute del pollo asado. Más tarde, vuelva y retire con los dedos los trocitos de carne que hayan quedado en la carcasa.

Hay dos pequeñas pepitas de carne en la parte posterior del pollo que no querrá perderse. Son las ostras. No son muy bonitas, pero están riquísimas. Los franceses las llaman “lo que el tonto deja atrás”. ¡No seas tonto!

Trinchar un pollo asado entero para que tenga un aspecto realmente apetitoso es un poco una habilidad adquirida. Estos pollos no se llaman “asados” por nada. Se les da la vuelta lentamente, sobre una llama abierta, hasta que la carne se vuelve tierna y casi se desprende del hueso. Esto hace que la comida sea deliciosa, pero también crea un poco de desorden si no se aborda el trinchado de un pollo asado con cuidado. Hemos ideado una serie de consejos y técnicas que le permitirán trinchar su pollo asado en un abrir y cerrar de ojos, como si hubiera sudado sobre la llama y lo hubiera hecho usted mismo.

Esto es lo que sugerimos

ENFRÍE PRIMERO EL POLLO

Una vez que el pollo está frío, los jugos y la grasa del interior de la carne se solidifican, haciéndola mucho más firme y permitiéndote obtener cortes más limpios. Después de cortarlo, puedes volver a calentar el pollo y, de nuevo, los jugos fluirán y la carne se ablandará.

CORTE CON CUIDADO LAS ALAS

Las alas de un pollo asado apenas necesitan ser cortadas ¡y quedan tan crujientes! Los tendones casi se derriten durante el proceso de cocción, así que cuidado: pueden desprenderse accidentalmente si tira de ellos. En lugar de tirar de ellos, hazles un corte bien limpio o pícalos en la articulación con el cuchillo para que la piel no parezca rasgada.

CORTA LENTAMENTE LA PECHUGA

El pollo trinchado tiene un aspecto bonito y limpio si utilizas un cuchillo afilado y cortas la carne con cortes lentos y largos en ángulo, en una dirección, con cuidado, hacia ti. Incluso puedes limpiar con cuidado los restos de pollo de la hoja antes de volver a cortar. Así los cortes quedan más limpios. Advertencia: si los cortes son cortos y en vaivén, la carne parecerá cortada con una motosierra. Así que recuerda, despacio y con cuidado. Lo más probable es que obtenga de 3 a 4 lonchas finas de menos de ¼ de pulgada de grosor de cada pechuga. Asegúrese de usar sus ojos y juzgar el ancho de antemano para que pueda lograr rebanadas agradables y uniformes.

LIMPIE LA CARNE ANTES DE EMPLATAR

Habrá algunos trozos marrones, huesos sueltos y piel desigual que querrá cortar y limpiar antes de emplatar y servir. Utilice con cuidado el cuchillo y los dedos limpios para cortar, raspar y apartar los trozos que no vaya a servir, para que no acaben en la fuente. Es fácil rasgar la piel sin querer y separar la carne, así que trabaje con cuidado en este punto. Quiere conservar la forma y que los bordes tengan un aspecto lo más limpio posible.

DISPONGA LA CARNE

Los trozos de pollo asado trinchados tienen un aspecto fabuloso servidos en un bloque de carnicero o en una bonita fuente. Coloque las lonchas de pechuga de pollo en abanico de mayor a menor, dejando con cuidado la piel en el borde de cada loncha. Coloca los trozos iguales uno al lado del otro o ligeramente superpuestos. Esto hará que la disposición parezca natural, pero también ordenada. Acuérdate de rociar las lonchas de pollo con el jugo caliente sobrante para rehidratarlas; así no se secarán y tendrán mucho sabor. Un poco de sal y pimienta molida o hierbas frescas alrededor del pollo le dan el toque final, pero lo sencillo es siempre lo mejor cuando el pollo tiene este aspecto y sabor. Siguiendo estos sencillos consejos convertirás tu pollo asado en la estrella de la cena.

Por 9Honey | Cocina | hace 1 año

Bueno, la temporada de asados ha llegado y esto es todo, la guía definitiva para trinchar un pollo asado para que la próxima vez que te toque ser el centro de atención, puedas coger ese cuchillo y trinchar como un profesional.

Es más fácil de lo que crees y el truco consiste simplemente en identificar las porciones fáciles y sus uniones.

Echa un vistazo a nuestro rápido y sencillo vídeo tutorial de arriba para ver exactamente cómo se hace, porque viéndolo te resultará mucho más fácil la próxima vez que tengas que ser el maestro de ceremonias del trinchado.

Afila ese cuchillo, asa un buen pollo y prepárate para emplatar porciones de pechuga, muslo y muslo de pollo asado perfectamente trinchadas. Porque esa es una habilidad que merece la pena dominar en su repertorio de asados.

Cómo trinchar un pollo

Qué necesitarás

Cuchillo de chef

cuchillo de deshuesar

tabla de cortar

  • Ingredientes:
  • 1,5 kg de pollo entero asado
  • Preparación :

Dejar reposar el pollo asado durante 10 minutos antes de trincharlo.

  • Retira la pierna y el muslo cortando la carne con el cuchillo de deshuesar y localizando la articulación de la cadera. Corte a través de la articulación con el cuchillo deshuesador para retirar las patas. Repetir la operación en el otro lado.

Cortar a lo largo del hueso de la pechuga y, a continuación, cortar a lo largo de la caja torácica, manteniéndose cerca del hueso para retirar las pechugas. Repetir en el otro lado.

  1. Corte la carne de la pechuga transversalmente.
  2. Encuentre aquí nuestras recetas de pollo favoritas.
  3. Los pollos asados enteros quedan muy bien en la mesa, pero no tienen cabida en un picnic. Para transportarlo y comerlo fácilmente, córtelo en trozos ordenados.
  4. Con un cuchillo afilado, retire los trozos de pata y muslo.

Separe la pata y el muslo cortando a través de la articulación.

Utilizando el esternón como guía, retire las pechugas con las alas todavía unidas.

  1. Corte el ala por la articulación y, a continuación, corte la pechuga transversalmente.
  1. Recetas que quieres hacer. Consejos de cocina que funcionan. Recomendaciones de restaurantes de confianza.
  1. 2020 Condé Nast. Todos los derechos reservados. El uso de este sitio implica la aceptación de nuestro Acuerdo de usuario (actualizado el 1/1/20 ) y Política de privacidad y declaración de cookies (actualizado el 1/1/20 ) y sus derechos de privacidad de California. Bon Appétit puede ganar una parte de las ventas de productos que se compran a través de nuestro sitio como parte de nuestras asociaciones de afiliados con los minoristas. El material de este sitio no puede ser reproducido, distribuido, transmitido, almacenado en caché o utilizado de cualquier otra forma, excepto con el permiso previo por escrito de Condé Nast. Opciones de anuncios