Categories
es

El desorden agota tu cerebro (y cómo ordenarlo)

Cuando tienes muchos pensamientos en la cabeza, puede resultar abrumador. Puede que no seas capaz de concentrarte sólo en aquello en lo que estás trabajando debido a otras cosas en tu mente; o peor aún, que no puedas conciliar el sueño debido a todos los pensamientos que se atascan en tu cerebro.

Pero no te preocupes, en este artículo te daré algunos consejos prácticos sobre cómo despejar tu mente para tener un cerebro más agudo.

Contenido

  1. ¿Por qué tienes la mente desordenada?
  2. Cómo desordenar tu mente – utilizando una limpieza de cerebro
    • 1. Haz una limpieza de cerebro durante 10 minutos todos los días
    • 2. 2. Clasifica tus ideas
    • 3. 3. Convierte las ideas en una lista de tareas
  3. Cuanto menos desorden, más agudo será tu cerebro

¿Por qué tienes la mente desordenada?

Con el acceso a diferentes plataformas de información como Google, Facebook, los canales de noticias, las familias e incluso tus propias perspectivas al caminar por la calle, tu mente se desordena. Tu cerebro está más ocupado que nunca como sistema de procesamiento de información. [1]

Cuando te sientas a trabajar delante del ordenador, puede que te encuentres demasiado abrumado para concentrarte. Tu cabeza está atascada y te sientes mentalmente paralizado.

Un oficinista podría estar intentando terminar su proyecto pero se distrae con los correos electrónicos de los clientes. Una madre con dos hijos podría preguntarse cómo va a poder cumplir su plazo de entrega. Un empresario podría estar luchando contra sus miedos a no hacerlo lo suficientemente bien y pensando en conseguir un nuevo trabajo. [2]

Lo que ocurre todo el tiempo es que no le das a tu cerebro una cosa en la que centrarse. Tu cerebro intenta centrarse en demasiadas cosas a la vez y acabas atascándote.

“El desorden bombardea nuestra mente con estímulos excesivos, haciendo que nuestros sentidos trabajen horas extras en estímulos que no son necesarios ni importantes”.

Cuando no te das un lugar en el que concentrarte, tu mente opta por centrarse en los miedos y las emociones negativas. Esto hace que acabes perdiendo tiempo y dinero.

Cómo desordenar tu mente – utilizando un brain dump

Despejar la mente comienza con una limpieza de ideas. Puede durar tan sólo diez minutos.

Según Tech Target, [3]

“Una descarga de cerebros es una transferencia completa de los conocimientos accesibles sobre un tema concreto de tu cerebro a algún otro medio de almacenamiento, como el papel o el disco duro de tu ordenador”.

El volcado de cerebros es la mejor manera de sacar al papel todo lo que pasa por tu cabeza. Esto puede sacarte de un estado de agobio y confusión, y convertir tu parálisis mental en acción.

Al hacer un volcado de cerebro efectivo, liberas toda la información que tu cerebro intenta almacenar y te permite decidir qué es lo importante.

1. Haz una limpieza de cerebro durante 10 minutos todos los días

Cada noche, cuando termine el día, haga un ejercicio de vaciado de cerebro.

Utiliza esta información para elaborar tu lista de tareas para el día siguiente. Esto también te permite concentrarte en la familia e incluso dormir.

Es posible que, cuando empieces a hacer un volcado de ideas, te cueste escribir lo que tienes en mente.

Otras veces puede que distribuyas en masa las palabras que tienes en la cabeza sobre el papel a gran velocidad.

En cualquier caso, coge papel y bolígrafo y pon el cronómetro en diez minutos.

Escribe lo que te venga a la cabeza. No lo corrijas ni te preocupes por la gramática. Simplemente escribiendo, transfieres toda esa información y más tarde la leerás y la almacenarás cuando la necesites.

Escribe durante diez minutos seguidos, si no se te ocurre nada que escribir, escribe “no tengo nada que escribir”. Hacer esto mantiene tu pluma sobre el papel y abre el flujo creativo.

2. 2. Clasifica tus ideas

El objetivo es anotarlo todo en un papel e incluirlo en el calendario. Empieza por mirar tu brain dump e identificar los temas.

  • ¿Hay proyectos o tareas en el papel?
  • ¿Qué elementos son nuevas ideas?
  • ¿Qué elementos están relacionados con el trabajo, la familia o las aficiones?

Crea diferentes categorías y empieza a organizar cada uno de los elementos de tu resumen. Incluye una sección de miscelánea para los pensamientos aleatorios que tengas.

Cuando empieces a organizar tu volcado de cerebros, podrás ver dónde está centrada tu mente y posiblemente dónde necesitas dedicar más tiempo.

Una limpieza de ideas eficaz te permitirá centrarte en lo que importa. Puede que lo que anotes no sea relevante ahora mismo, pero puede que lo necesites en un futuro.

3. 3. Convierte las ideas en una lista de tareas

Cuando haces tus brain dumps por la noche, puedes crear tu lista de tareas para el día siguiente y prepararte para el éxito. En lugar de presentarte en el trabajo a la mañana siguiente para organizarte, ya estás preparado y puedes ponerte manos a la obra.

Mientras creas tu lista de tareas pendientes, puedes aplazarlas para más adelante o delegarlas.

Echa un vistazo a tu calendario y empieza a reservar tiempo. Identifica las tareas que tienes que hacer al día siguiente o unos días más tarde, concentrándote en dos o tres tareas principales al día. Puedes priorizar las tareas en función de su importancia y urgencia.

Cuando el braindumping forme parte de tu vida, notarás que estás menos abrumado y que tienes más tiempo para centrarte en las tareas que tienes entre manos. Verás cómo aumenta tu productividad y la calidad de tu trabajo.

Cuanto menos desorden, más agudo será tu cerebro

El brain dumping es una forma estupenda de desordenar tu cerebro, desde las emociones negativas hasta las tareas en las que trabajas cada día.

Al final del día, haz un brain dump de diez minutos. Después, date tiempo suficiente para revisar las tareas de tu lista.

Identifique las tareas que tienen una prioridad alta y que no pueden delegarse ni aplazarse, y empiece a incluirlas en su calendario.

Al centrarte en las tareas cada día, sabrás en qué estás trabajando y cuál es tu siguiente paso. Ahorrarás mucho tiempo y energía dedicándolo a lo que importa.

¿Cómo tiene el cerebro ahora mismo?

¿Se siente un poco desordenado con demasiados pensamientos e ideas?

Yo he pasado por eso (muchas veces) y hoy me gustaría compartir cinco formas de ordenar el cerebro que me han resultado útiles.

El objetivo general: sacar las ideas de la cabeza y plasmarlas en un papel para poder hacer algo útil con ellas.

En primer lugar, coge un bolígrafo y un cuaderno y escribe las palabras y frases que te vengan a la cabeza lo más rápido que puedas, sin preocuparte de lo que vas a escribir.

Es lo que se conoce como diario de flujo de conciencia, del que oí hablar por primera vez en una clase de lengua y literatura en el instituto (hola…).

Así que, una vez que hayas escrito tu diario de flujo de conciencia, cierra el cuaderno y sigue adelante con tu día.

Nuestro segundo método para desordenar el cerebro es un poco más organizado y práctico: la lista de viñetas.

Asigna a cada idea su propio punto de enumeración y descríbela con una frase lo más breve posible.

Técnica de ordenación nº 2: la lista de viñetas

A continuación, puedes ordenar las cosas y pensar en los pasos a seguir en ese mismo momento, o bien guardar la lista y volver a ella más tarde.

Lo útil de esta técnica es saber que cada idea ha quedado plasmada, que no perderás ninguna de ellas y que podrás volver a ellas cuando estés preparado.

Si prefieres un método más modular y flexible para sacar ideas de tu cabeza, puedes utilizar fichas.

Coge una pila de fichas y anota en cada una de ellas una de las ideas en las que estés pensando.

Siéntete libre de plasmar cada idea en el formato que mejor se adapte a ella: puede que te sirva una frase corta, puede que sea mejor un boceto rápido o incluso un pequeño diagrama.

Técnica de ordenación nº 3: Una idea por tarjeta

La ventaja de este método es que, después de capturar todas esas ideas, puedes clasificarlas y agruparlas, moviendo las tarjetas según sea necesario, en función de la acción de seguimiento que decidas que es mejor llevar a cabo.

Esa modularidad y flexibilidad es lo que hace que sea uno de mis enfoques favoritos para captar muchas ideas a la vez.

Mover el papel está muy bien, pero mover todo el cuerpo puede ser aún más útil.

Así que ponte unos zapatos, métete un cuaderno pequeño en el bolsillo y sal a dar un paseo.

Técnica de desordenación nº 4: diario de paseo

Mientras caminas, anota todas las ideas que se te ocurran.

El movimiento físico hará que fluya más sangre a tu cerebro, y el paisaje que cambia lentamente te ayudará a tener una nueva perspectiva sobre lo que sea que hayas estado pensando.

De este modo, estarás dejando que tu impulso físico te lleve al impulso de las ideas para que puedas avanzar con cualquier proyecto o tarea que esté ocupando tus pensamientos.

Hasta ahora hemos hablado de materiales bastante pequeños: diarios, fichas y cuadernos pequeños.

En esta última técnica nos moveremos en la dirección opuesta, hacia el papel de póster a gran escala y un gran mapa mental que no sólo capture todas las ideas en las que estás pensando, sino que también trace las conexiones entre ellas.

Técnica de ordenación nº 5: Mapa mental a gran escala

Con este enfoque, a medida que cada nueva idea llega a la página, añades líneas para conectar la nueva idea con cualquier otra anterior con la que esté relacionada.

Esas ideas conectadas, junto con la capacidad de ir y venir delante de ese mapa mental a gran escala, te permitirán ver tus pensamientos desde una nueva perspectiva y determinar mejor qué hacer a continuación con ellos.

Así que, si necesitas despejar tu mente, prueba una (o varias) de las técnicas anteriores.

Utilízalas como punto de partida y experimenta con cualquier ajuste que pueda ayudarte a sacar ideas de tu cabeza y plasmarlas en una página para que puedas hacer algo útil con ellas.

Si quieres desarrollar la toma de notas visual como una de las herramientas que te ayudarán a ordenar y organizar las ideas, creo que te gustará nuestro curso Introducción a la toma de notas visual:

También puedes consultar nuestra biblioteca completa de cursos aquí.

Buena suerte mientras perfeccionas las técnicas de ordenación que hemos explorado en este artículo. Espero que encuentres un método que te funcione.